En disputa comercial entre EU y China, Francia y Alemania apoyan a Trump
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

En disputa comercial entre EU y China, Francia y Alemania apoyan a Trump

COMPARTIR

···

En disputa comercial entre EU y China, Francia y Alemania apoyan a Trump

La Unión Europea ha tomado medidas concretas para frenar la expansión del Gobierno de Xi Jinping en materia comercial, interponiendo quejas en la Organización Mundial de Comercio.

Bloomberg Por Patrick Donahue
09/04/2018

La canciller de Alemania, Angela Merkel, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, intentarán realizar una maniobra envolvente contra Donald Trump, y China se perfila como un objetivo probable de su iniciativa conjunta para evitar una guerra comercial con Estados Unidos.

Los líderes de las dos economías más grandes de Europa visitarán al presidente de Estados Unidos en Washington este mes, pues la Unión Europea tiene como plazo el 1 de mayo para impedir que la administración de Trump imponga aranceles al acero y el aluminio.

Una posible solución podría estar en las iniciativas de la Casa Blanca para forjar una 'coalición comercial de los dispuestos' a hacerle frente a China, a lo que Estados Unidos describe como 'prácticas comerciales injustas'.

Esta medida está ganando la preferencia del Gobierno de Berlín y de la Unión Europea, que administra las negociaciones comerciales del bloque.

Por su parte, Macron realizó este año un viaje bastante duro a China, por lo que es más propenso a apoyar la idea del mandatario estadounidense.

La UE es solo un frente del intento estadounidense por reescribir las normas del comercio internacional. El jueves, Trump amenazó con gravar bienes chinos por cien mil millones, poco después que Washington y Beijing presentaron aranceles para 50 mil millones en productos importados de cada uno.

Para el bloque económico europeo están en juego los aranceles a los metales que podrían entrar en vigor a partir del mes que viene, los cuales amenazan con perturbar un comercio transatlántico por el valor total de unos setecientos veinte mil millones.

“Los europeos tendrán que tomar una decisión muy difícil: si juegan o no a ese juego”, dijo en entrevista Edward Alden, investigador sénior en Washington del Council on Foreign Relations. “La idea es radicalmente contraria a las creencias de Merkel y Macron”.

Tanto Merkel como Macron priorizan en sus políticas el inexorable auge de Beijing. En enero, al terminar una visita al país, Macron prometió buscar una mayor coordinación estratégica con los funcionarios en Berlín sobre el tema.

En el frente comercial, la unión Europea tomó medidas concretas el jueves, cuando solicitó sumarse a una disputa de Estados Unidos contra China en la Organización Mundial de Comercio (OMC) por las normas discriminatorias de licenciamiento de tecnología del país asiático.

El máximo asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo el jueves que se podría llegar a un acuerdo por los aranceles de China en parte convenciendo a otras grandes economías para que denuncien al país asiático por sus prácticas comerciales injustas.

“Todo el mundo sabe que China no respeta las reglas desde hace muchos años”, explicó.

Europa mantiene su respeto resuelto por las normas de la OMC. Una respuesta a EU no debe contemplar “un ablandamiento o debilitamiento ante una decisión unilateral” tomada por Trump, declaró el miércoles a los periodistas en París Benjamin Griveaux, portavoz del Gobierno francés.

Los dos líderes más poderosos de la UE tratarán de “empujar a Estados Unidos de vuelta a su lugar” en el sistema global de comercio, aunque Trump busque concesiones como parte de una estrategia de “dividir y conquistar” con Europa, según Alden.

Pero al final, puede que a Merkel y Macron “no les quede otra que hacer esto bajo los términos de Trump”, agregó.