Economía

En Davos, la fiesta rusa sigue pese a sanciones por Ucrania

No obstante que la delegación de millonarios y empresarios rusos en Davos este año es menor a la de 2014, ésta no planea bajar su perfil por las sanciones aplicadas a su país puesto que desde su llegada al pueblo suizo sus fiestas y recepciones no han parado.
Bloomberg
21 enero 2015 17:54 Última actualización 21 enero 2015 18:6
Hotel Intercontinental

VTB ofreció una fiesta en el Hotel Intercontinental en Davos para ejecutivos rusos.(Bloomberg)

DAVOS.- Los ejecutivos del banco ruso controlado por el Estado, que eliminó cientos de puestos de trabajo luego de las sanciones de los Estados Unidos y la Unión Europea, apuestan a que un poco de jazz y vodka con la elite mundial mitigarán el dolor.

Anoche, VTB ofreció una soirée en el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, en la que los invitados disfrutaron de lo que la invitación enviada a los delegados denominaba “un clima ruso moderno” en el Hotel InterContinental del centro de esquí.

“Como socios estratégicos del Foro Económico Mundial de Davos, organizamos una recepción dedicada a su ceremonia de inauguración”, informó la oficina de prensa de VTB en una declaración.

Los multimillonarios y dirigentes empresariales rusos no planean bajar su perfil en Davos este año pese a las duras sanciones aplicadas al país luego de la anexión de la península ucraniana de Crimea por parte del presidente Vladimir Putin en marzo.








La condición casi de paria de su país se vio exacerbada por la escalada de los combates entre los rebeldes ucranianos y las tropas rusas desde que una iniciativa para reiniciar las conversaciones de paz fracasara la semana pasada.

COMPAÑÍAS SANCIONADAS

Este año la delegación del país estará compuesta por 73 dirigentes de empresa, cifra inferior a los 82 de 2014. Entre ellos, se hallan ejecutivos de las compañías que fueron sancionadas por los gobiernos occidentales, como el presidente y máximo responsable ejecutivo de VTB Andrey Kostin y el CEO de OAO Sberbank Herman Gref, que ofrecerá una recepción esta noche y un desayuno el viernes bajo el título de “2015: Cómo atraer inversiones en una región geopolíticamente inestable”.

Hasta ahora, el clima en Davos ha sido positivo, dijo Kostin en la fiesta.

“Esta es sólo la primera noche pero tenemos amigos aquí. Amigos ucranianos, amigos europeos, amigos estadounidenses”, señaló. “Algunas relaciones de negocios están restringidas” debido a la crisis de Ucrania. “Pero eso no afecta las relaciones personales”.

El banco estatal Vnesheconombank, otra entidad rusa que fue objeto de las sanciones estadounidenses, enviará un par de ejecutivos. Alexander Dyukov, máximo responsable ejecutivo de la empresa productora de petróleo Gazprom Neft, también estará presente.

El contingente ruso podría poner en una posición complicada a los asistentes de países que criticaron a Rusia por, según dicen, fomentar la agitación en Ucrania.

“Decididamente va a ser incómodo”, dijo Ian Bremmer, máximo responsable ejecutivo de la consultora política Eurasia Group, en un correo electrónico enviado la semana pasada. “Las cosas van a estar peliagudas para los rusos este año”.