Economía

En crédito de nómina, tasas de 30% y más

10 febrero 2014 5:23 Última actualización 08 julio 2013 6:30

[Cuartoscuro]


 
 
Jeanette Leyva Reus

Pese al crecimiento que ha tenido el crédito de nómina en los últimos años, las tasas de interés que cobran los bancos en ese tipo de financiamiento se mantienen inalteradas en niveles de más de 30% anual.
 

De los 4 millones 61,793 créditos de nómina registrados en diciembre de 2012, 53.1% fue otorgado a tasas de interés de 28 a 42% anual.
 

En el caso de BBVA Bancomer, del millón 579,468 créditos registrados ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), un millón 230,386, que representan 77.9%, fueron otorgados a tasas de interés que oscilaban de 28 a 34%.
 

Banamex, que es el segundo mayor otorgante en este tipo de financiamientos, con un millón 202,745, tiene una estructura más diversificada en las tasas de interés.
 

Esto, porque 647,174 créditos fueron otorgados a una tasa de interés de 18 a 26% anual, lo que significó que el 53.8% fue a una tasa menor a 30%. El resto se ubica en tasas de más de 28 y hasta de 50% anual.
 

El tercer participante en este segmento crediticio es Banorte, que registró 564,389 créditos de nómina, de los cuales 334,407 fueron otorgados a tasas de interés de más de 36 y hasta de 46%; es decir, 59.2% de los financiamientos que dio a sus clientes nominatarios.
 
Aun con promociones de tasas de interés de 3% mensual, Santander Consumo otorgó créditos a tasas de interés de más de 26 y hasta de 38%; de 217,372 créditos, 194,000 fueron a esos réditos.
 
Esas tasas de interés son semejantes a la de una tarjeta de crédito e incluso a las que ofrece una casa de empeño, pues el Nacional Monte de Piedad cobra a sus pignorantes una tasa mensual de 3%.
 

Aun cuando ese tipo de crédito tiene como garantía el sueldo del trabajador y el banco conoce el número de años que tiene el empleado en una empresa, las tasas de interés que cobran las 16 instituciones que otorgan este financiamiento registradas en la CNBV son semejantes a las de una persona que recién ingresa al proceso de bancarización.
 
Actualmente hay una base de 15 millones de trabajadores registrados de manera formal en el país, de los cuales más de la mitad ya recibe su sueldo vía electrónica.