Economía

En 2012, la inseguridad costó a mexicanos 215 mmdp

10 febrero 2014 4:22 Última actualización 30 septiembre 2013 18:31

[INEGI reporta que ello representó 1.34% del PIB / Cuartoscuro]


Rosalía Servín Magaña
 
En 2012, el costo total de la inseguridad y el delito en los hogares mexicanos representó un monto de 215 mil millones de pesos, es decir el 1.34 por ciento del Producto Interno bruto (PIB), de acuerdo a estimaciones del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).
 
 
De acuerdo a la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2013 (ENVIPE), cada persona afectada por la inseguridad y el delito gastó un promedio de cinco mil 953 pesos por esta situación.
 
 
Durante la presentación de este estudio hecha el día de ayer, el director general de Estadísticas de Gobierno, Seguridad Pública y Justicia del INEGI, Adrián Franco, detalló que de ese total, el 70.7 por ciento se refiere a las pérdidas económicas sufridas a consecuencia de los delitos, en tanto que el 25.7 por ciento corresponde al gasto en medidas preventivas y un 3.6 por ciento a los gastos en salud por los daños causados.
 
 
Abundó que en el caso específico de las medidas preventivas tomadas por los hogares ante este problema (que van desde el cambio de cerraduras, hasta la compra de un perro), el gasto estimado asciende a los 55.2 mil millones de pesos, lo que equivale a seis mil 629 pesos por persona afectada a consecuencia de la inseguridad y el delito.
 
 
Entre otras cosas, la encuesta también refiere que en 2012, uno de cada tres hogares tuvo al menos una víctima del delito, que representan 21 millones 603 mil 990 víctimas (27 mil 337 por cada 100 mil habitantes mayores de 18 años), lo que muestra un aumento de 12.4 por ciento respecto al 2011, cuando la tasa era de 24 mil 317 por cada 100 mil.
 
 
En general se presentaron 27 millones 769 mil 447 delitos, esto es 1.3 delitos por víctima, siendo el robo por asalto en la calle o transporte público, seguido por la extorsión y el robo total o parcial de vehículo, los delitos más frecuentes.
 
 
Aunque para el INEGI, no se puede determinar qué estados del país son los más violentos, debido a que muchos factores influyen en esta determinación, la encuesta muestra que las entidades con el mayor número de víctimas en 2012 fueron el estado de México con 41 mil 48 (por cada 100 mil habitantes), Baja California con 36 mil 579, Chihuahua con 32 mil 567 víctimas, Jalisco con 31 mil 861 y el Distrito Federal con 31 mil 675 víctimas.
 
 
En tanto que los estados con el menor número de afectados fueron Chiapas con 12 mil 620 víctimas, Oaxaca con 14 mil 335, Tlaxcala con 18 mil 150, Veracruz con 18 mil 733 y Nayarit con 19 mil 169 víctimas por cada 100 mil habitantes.
 
 
Se calcula que ese año, sólo el 12.2 por ciento de los delitos fue denunciado, de los cuales el 64.7 por ciento llevó a inicio de averiguación previa ante el Ministerio Público. Es así que la cifra negra a nivel nacional, se estima en 92.1 por ciento de delitos ocurridos en los cuales no hubo denuncia o no se inició averiguación previa durante 2012. 
 
 
Este año la ENVIPE incluyó dos análisis nuevos, con los que se incursiona en “el mundo”, se trata del tema de vandalismo y otro que analiza delitos graves como el homicidio, la desaparición forzada y el secuestro.
 
 
Al respecto la encuesta encontró que el 7.5 por ciento de los hogares fue víctima de un acto vandálico durante 2012 (pinta de bardas o graffiti en su casa, rayones intencionales en vehículo u otro tipo), esto es dos millones 339 mil 447 hogares con tres millones 758 mil 151 actos vandálicos.
 
 
En cuanto al segundo análisis, el ENVIPE resalta la estimación de 25 mil 583 homicidios, es decir 454 menos que los registrados por el INEGI en defuncionaes por homicidio hasta julio de 2013 (26 mil 37).
 
 
Al respecto Franco aclara que este dato no sustituye al registro administrativo de 26 mil homicidios, ya que sólo sirve de referencia del nivel de calidad estadística de las cifras estimadas de desaparición forzada y secuestro, las cuales sí muestran notorias diferencias a los registros existentes.
 
 
Por ejemplo, el ENVIPE 2013, estima que en 2012 se dieron cuatro mil siete desapariciones forzadas, cuando la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) tiene 718 denuncias de desaparición forzada o extravío.
 
 
En materia de secuestros la encuesta calcula en 105 mil 682 el número de eventos, mientras que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública registra mil 317 denuncias por secuestros hasta el 22 de agosto de 2013.