Economía

Dólar rondará los 18.90 pesos a finales de 2016: analistas privados

Analistas del sector privado consultados por el Banco de México subieron cuarenta centavos sus expectativas para la paridad peso-dólar al cierre de este año, colocándola en 18.90 pesos por divisa estadounidense.
Reuters
03 octubre 2016 9:22 Última actualización 03 octubre 2016 10:43
peso, dólar

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Analistas privados subieron las perspectivas sobre el nivel del tipo de cambio del peso frente al dólar para los cierres de 2016 y 2017.

Los expertos consultados por el Banco Central estiman el dólar terminará entre 18.84 y 18.90 pesos para finales de 2016, desde una estimación anterior de 18.50 pesos por billete verde.

Pese a suponer una depreciación de la moneda mexicana, respecto al rango estimado el mes anterior, los analistas consideran que el peso vivirá una  recuperación frente a la cotización actual, por encima de las 19 unidades por dólar en las que ahora se encuentra.

Por otro lado, las expectativas de inflación general para el cierre de 2016, aumentaron en relación a la encuesta del mes de agosto, mientras que la estimación de inflación para 2017 se mantuvo en los niveles estimados anteriormente.

Por su parte, las expectativas de inflación subyacente para los cierres de 2016 y 2017 también permanecieron en niveles cercanos a los del mes anterior.

El consenso de especialistas considera que la subida sostenida en los precios al consumidor para los cierres de 2016 y 2017 se ubicarán dentro del intervalo de variabilidad de más o menos un punto porcentual en torno al objetivo de 3 por ciento se mantuvo en niveles similares a los reportados en la encuesta de agosto.

Por su parte, apuntaron que es probable que la inflación subyacente se encuentre entre 2 y 4 por ciento, cercana a la del mes previo para el cierre de 2016.

Las expectativas de crecimiento del PIB real para 2016 se mantuvieron en niveles similares a los de agosto, aunque  la mediana correspondiente disminuyó. Los expertos dicen que en 2017, las previsiones también se revisaron a la baja en relación a la encuesta precedente.