Economía

Empresas familiares, vulnerables por falta de profesionalismo: estudio

Según una encuesta realizada por Banamex y ProfitConsulting, el 72 % de las empresas no tienen políticas claras sobre la contratación y desempeño de los miembros de la familia.
Jeanette Leyva 
12 mayo 2014 13:19 Última actualización 12 mayo 2014 13:19
Gente fuera de Banamex

(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- La falta de un plan de sucesión, de la instalación de un consejo de gobierno corporativo y de definición sobre la estrategia del negocio, son los principales problemas que enfrentan las empresas familiares en México.

De acuerdo con la Encuesta de Empresas Familiares en México, realizado por Banamex y ProfitConsulting, las empresas familiares aún dependen demasiado del líder, en 68 por ciento del total, lo que pone de manifiesto su vulnerabilidad ante su eventual ausencia, así como su falta de institucionalidad.

Además, el 72 por ciento de las empresas no tienen políticas claras y por escrito para la contratación, despido y remuneración de los miembros de la familia.


Esto se refleja en que 31 por ciento de las empresas contratan a los miembros de la familia por su parentesco y no por su capacidad laboral, a lo que es necesario añadir que 30 por ciento no determina la remuneración de los familiares de acuerdo a sus responsabilidades, experiencia y al nivel del mercado.

Lo que muestra la necesidad de incrementar el nivel de profesionalismo de las empresas encuestadas, explicó Carlos Nuñez, director del ConsejoConsultivo de Banamex.

Además, 15 de las empresas encuestadas reconoció que existen socios incómodos que complican la operación de la empresa, lo que implica la necesidad de disponer de mecanismos para lograr acuerdos entre los miembros de la familia y los externos a ella.

Sin embargo, el estudio también mostró que en México, existen muchas empresas longevas que han superado los 50 años de existencia y que tienen a la tercera generación involucrada en su manejo.

“En nuestra investigación, identificamos más de 80 empresas que han superado el medio centenar de años en manos de la familia propietaria original”.

La alta “mortandad” de la empresa familiar, no sólo en México, sino en todo el mundo, hace urgente la realización de este tipo de investigaciones, indicó, porque un estudio realizado por John Ward, co-director del Center of Family Enterprises at Kellog School of Management, muestra que solamente el 33 por ciento de las empresas familiares llega a la segunda generación y sólo el 13 por ciento sobrevive a la tercera.

En México se tiene el mismo problema, que afecta la generación de riqueza y reduce la oferta de empleos.