Economía

Empresas familiares dan más peso a ‘valores’ que a dinero

Los valores y la unión familiar representan más que el dinero para las empresas familiares en el país, de acuerdo con una encuesta efectuada por el IE Business School de España.
Leticia Hernández
21 abril 2016 23:4 Última actualización 22 abril 2016 5:0
panadería

La empresa familiar es más rentable que las públicas, dice la encuesta. (Cuartoscuro)

Las empresas mexicanas familiares dan mayor peso a la riqueza ‘socio-emocional’ que a la económica entre las nuevas generaciones, señaló una encuesta de IE Business School de España bajo el patrocinio de Credit Suisse.

“La unión familiar y sus valores, ingredientes de la riqueza socio-emocional de las familias empresarias es en México mucho más importante que aumentar la riqueza económica cuando se habla del éxito entre las nuevas generaciones integrantes de familias empresarias”, expuso Cristina Cruz, directora del Departamento de Emprendurismo en la IE Business School.

La autora del reporte “Soluciones para familias empresarias: Transferir el patrimonio sin matar la ambición”, dijo que México sobresalió por la fuerte importancia de la riqueza socio-emocional con 4.03 puntos entre las nuevas generaciones de empresarios, mientras la media de la encuesta fue de 3.86 puntos.

“Esta situación podría ser uno de los factores que explican el bajo volumen de empresas que salen al mercado de capitales. Aún cuando es la vía para obtener financiamiento para el crecimiento, significa la pérdida del control y eso no le gusta a nadie, pero es mucho más notorio entre las familias mexicanas”, explicó.

Otros estudios de la IE Business School indican que la empresa familiar es más rentable que las públicas.

El principal hallazgo del estudio fue la diferencia entre las prioridades intergeneracionales al momento de transmitir el legado. Mientras que los padres ponderan principalmente el control y la planificación fiscal; las nuevas generaciones prefieren la mentalidad emprendedora y la independencia y flexibilidad.

“No existe una tendencia sobre planear una sucesión o transmisión patrimonial ordenada, son contados los casos de empresas que siguen un plan u hoja de ruta de su patrimonio”, puntualizó.