Economía

Empresarios reconocen importancia de invertir en innovación y tecnología

De acuerdo con el CCE y Coparmex, también se requiere de una política de deducibilidad que impulse las inversiones del sector privado en innovación y tecnología, y así México pueda igualar el promedio de un 2.5 por ciento como proporción del PIB que mantienen los países miembros de la OCDE.
Leticia Hernández Morón
15 octubre 2015 15:51 Última actualización 15 octubre 2015 16:42
El sector formal privado paga entre 3 y 5 salarios mínimos

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), comentó que el sector empresarial mexicano sí invierte en tecnología. (El Financiero)

La inversión en innovación y tecnología es fundamental para el desarrollo del sector empresarial y aumento de competitividad y generación de empleos, pero también se requiere de una política de deducibilidad que impulse las inversiones del sector privado para este fin y así México pueda igualar el promedio de un 2.5 por ciento como proporción del PIB que mantienen los países miembros de la OCDE, acordaron líderes empresariales del Consejo Coordinador Empresarial y de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), comentó que el sector empresarial mexicano sí invierte en tecnología, “pero la diferencia son las condiciones que se dan en otros países con deducibilidad para las empresas y es lo que nosotros hemos estado peleando aquí para poder canalizar inversión privada a universidades para generar mayor investigación y ésto nos dé un retorno a las empresas a través de deducibilidad”, explicó.

Entrevistado en el marco del Foro “Mantener los Mercados Abiertos”, organizado por la OCDE a través del BIAC, de la Coparmex y el COMCE, el líder empresarial expuso la necesidad de diseñar un programa para incentivar inversiones en investigación y tecnología.


“Tiene que haber un programa en donde se pueda identificar a los sectores a impulsar, en donde los recursos que existen en las universidades los podamos potencializar y que invertir en investigación y desarrollo nos ayude a extender nuestras ventajas comparativas. Nosotros en el CCE ya lo estamos trabajando con universidades públicas y privadas de México y con el gobierno”, apuntó.

Por su parte, Juan Pablo Castañón, presidente de la Coparmex, reiteró la meta del gobierno federal de aumentar a 1 por ciento la inversión en innovación y tecnología como proporción del PIB. “Los empresarios tenemos que darnos cuenta de que hay que invertir para crecer y sobretodo, para generar empleos, que es nuestra misión”, señaló durante su participación en la mesa redonda “Dinámicas de Comercio Internacional del Siglo XXI y Cadenas Globales de Valor: perspectivas de la OCDE.

Entre los retos que enfrentan las economías latinoamericanas señalados por el Secretario General de la OCDE, José Angel Gurría, para potencializar las oportunidades que trae la apertura comercial, Gutiérrez Candiani identificó como uno de los grandes retos de México el eficientar su red de logística e infraestructura.

“Creo que ahora a través de las zonas económicas especiales, impulsando política pública en la parte del Consejo para el Crecimiento y Competitividad, estamos impulsando la parte de logística como tema fundamental. Nuestros tiempos son mayores que en el promedio de la OCDE y de países asiáticos, traemos tiempos desde 15 a 30 días cuando en Asia son en un promedio de 5 días", refirió.

Otro de los grandes retos, dijo, es el integrar a las PYMES a las cadenas productivas a través del programa sustitución de importaciones.

En esta misma tónica, el presidente de la COPARMEX, reiteró la importancia de integrar a más Pymes a las cadenas de valor pues el promedio nacional de integración es de 23 por ciento.

“En el sector manufactura la integración de las Pymes aumenta a 40 por ciento y en específico en el sector automotriz llega al 63 por ciento. Es necesario profundizar la integración en todos los sectores”, advirtió.


El representante patronal concluyó que las políticas públicas para aprovechar las oportunidades del comercio internacional se deben basar en tres columnas vertebrales: una economía dinámica, promover la educación y el talento y trabajar en el estado de derecho. “Es imperativo dar certeza jurídica de largo plazo”.