Economía

Empleo en el sector manufacturero subió 3.3% anual en enero: Inegi

En enero el personal ocupado en las manufacturas aumentó por 59 meses seguidos a tasa anual, en este caso 3.3%, reportó en Inegi. Según el instituto, en el mismo mes las horas trabajadas avanzaron 3.6% y las remuneraciones reales pagadas bajaron 0.5 por ciento. 
Notimex
23 marzo 2015 12:36 Última actualización 23 marzo 2015 12:40
empleo

El número de empleados que realizan labores administrativas avanzó 0.4 por ciento, mientras que el de los obreros se mantuvo respecto a diciembre de 2014. (Bloomberg)

En enero pasado el personal ocupado del sector manufacturero se incrementó 3.3 por ciento con relación a igual mes de un año antes, con lo cual sumó 59 meses con incrementos a tasa anual.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informa que en el primer mes del año en curso las horas trabajadas avanzaron 3.6 por ciento, mientras que las remuneraciones medias reales pagadas, que incluyen sueldos, salarios y prestaciones sociales, disminuyeron 0.5 por ciento.

Destaca que de acuerdo con datos ajustados por estacionalidad, el personal ocupado en la industria manufacturera aumentó 0.2 por ciento en enero pasado comparado con el nivel del mes inmediato anterior.


Por tipo de contratación, menciona que con base en la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera (EMIM), el número de empleados que realizan labores administrativas avanzó 0.4 por ciento, mientras que el de los obreros se mantuvo respecto a diciembre de 2014.

Señala que en enero pasado, las horas trabajadas en las industrias manufactureras fueron similares a las de diciembre de 2014 y, a su interior, las correspondientes a los obreros cayeron 0.1 por ciento, mientras que las de los empleados permanecieron sin variación.

Al eliminar el factor estacional, el organismo precisa que las remuneraciones medias reales pagadas en enero reportaron un crecimiento mensual de 0.8 por ciento, y de forma desagregada, los sueldos pagados a empleados aumentaron 1.4 por ciento, los salarios pagados a obreros 0.6 por ciento y las prestaciones sociales fueron menores en 0.3 por ciento.