Economía

Emilio Lozoya niega acusación relacionada con Odebrecht

Tras un artículo de la revista Veja en la que sugieren que el exdirector general de Pemex pidió un pago de 5 millones de dólares a la constructora brasileña, Emilio Lozoya negó tener relación alguna con ésta y haber pedido o recibido dinero.
Bloomberg
12 abril 2017 20:57 Última actualización 12 abril 2017 21:1
emilio lozoya

(Bloomberg)

El ex director general de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya, negó tener relación alguna con los presuntos sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrecht en México, luego de que la revista brasileña Veja informó que el ejecutivo fue mencionado en relación con una investigación en curso sobre corrupción.

"No he solicitado ni he recibido dinero ilegal". Me interesa que esto se investigue y sancione, pero que en el camino no manchen y difamen sin pruebas", dijo Lozoya en una respuesta enviada por correo electrónico a las preguntas de Bloomberg News este miércoles.

En un artículo publicado esta semana, Veja citó documentos
judiciales que sugieren que el ex ejecutivo de Pemex presuntamente pidió a Odebrecht, la mayor constructora de Latinoamérica, un pago ilegal de 5 millones de dólares para obtener beneficios en México.

Veja dice que basó su artículo en porciones de un acuerdo de declaración de culpabilidad entre los fiscales y un ex alto ejecutivo de la constructora. Las acusaciones forman parte de una investigación de corrupción de tres años en Brasil conocida como "Operación Lava-Jato".

En el correo electrónico, Lozoya dijo que no conoce al ejecutivo de Odebrecht y que no participó en “esa supuesta reunión”.

La oficina de prensa de Pemex se negó a comentar las acusaciones contra Lozoya, quien estuvo al mando de la petrolera desde diciembre de 2012 a febrero de 2016. El 4 de abril, la empresa con sede en la Ciudad de México se comprometió a colaborar en el caso Odebrecht y a llegar hasta las últimas consecuencias.

La empresa también dijo el 5 de abril que actuales
y exempleados de Pemex serán llamados a testificar como parte
de una investigación sobre cuatro contratos adjudicados a
Odebrecht y su filial, el fabricante de petroquímicos Braskem, entre 2010 y 2015.