Economía

“Electrolineras” van 30% arriba de lo esperado
en México

Scheneirder Electric, fabricante de autos eléctricos, tiene como objetivo instalar en México la mayor cantidad posible de estas estaciones de carga eléctrica en casas y comercios para que así, desviarse de la ruta habitual para cargar gasolina sea cosa del pasado.
Sergio Meana
23 junio 2014 23:35 Última actualización 24 junio 2014 5:0
electrolineras

Las electrolineras, cada vez con mayor presencia en el país. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.-Las ventas de estaciones de carga para autos eléctricos de Schneider Electric, que para todo el mundo son diseñadas en Monterrey, están 30 por ciento por arriba de sus previsiones.

La apuesta de la firma alemana para México, donde el cuatro de junio inició la venta del primer auto eléctrico, el Nissan Leaf, es inundar los comercios y las casas con las llamadas “electrolineras”, emulando las gasolineras tradicionales.

Así, desviar la ruta de la casa a la oficina para cargar gasolina será cosa del pasado, previó Daniel López, líder de la unidad de vehículo eléctrico de Schneider México.


“El auto eléctrico una de las cosas que cambia es el estilo de vida, hoy lo que hacemos la mayoría es desviarnos para cargar gasolina, pero con el auto eléctrico, que ya es una realidad, mientras estás en el gimnasio tu coche se está cargando, mientras estás trabajando tu coche se está cargando, mientras estás de compras tu coche se está cargando”, enlistó López.

Existen tres niveles de carga para los autos eléctricos, explicó el especialista.

En el primero las unidades se cargan en una conexión de 110 volts, la que tiene cualquier persona en casa, y en donde una carga completa dura de 12 a 16 horas continuas.

En el segundo nivel, que al igual que el primero está destinado para casas y comercios, se reduce la carga entre tres y seis horas para tener una autonomía promedio de 160 kilómetros.

El tercer nivel que se dará sobre todo en carreteras y corredores industriales, el más parecido a las gasolineras actuales, se carga a 440 volts y se puede pagar con tarjeta de crédito para cargar de entre 20 a 30 minutos.