Economía

Elecciones y menor consumo frenarán crecimiento de México en 2018: FMI

El organismo internacional acortó la expectativa de crecimiento para México en 2018 a 1.9%, derivado de que prevé que la demanda interna se debilitará hacia el próximo año a consecuencia de la incertidumbre por el TLCAN, principalmente.
Leticia Hernández
12 octubre 2017 13:13 Última actualización 12 octubre 2017 16:47
Etiquetas
Paseo de la Reforma

Paseo de la Reforma. (Shutterstock)

El consumo interno será el soporte de la economía mexicana este año, pero para el 2018 habrá un debilitamiento de la demanda interna, acompañado de la incertidumbre que rodea las elecciones, señaló Costas Christou, jefe de misión para México del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“El crecimiento real del PIB pronosticado para 2018 se revisó a la baja a medida que proyectamos que la demanda interna se debilitará durante el resto de 2017 y a principios del próximo año, debido a la incertidumbre sobre la duración y el resultado de las negociaciones del TLCAN, pero también debido a la incertidumbre que rodea las elecciones del próximo año en México", dijo a El Financiero.

Agregó que una vez que la incertidumbre se disipe con un resultado del TLCAN que sea mutuamente beneficioso, el crecimiento se aceleraría en la segunda mitad de 2018.

El organismo internacional acortó la expectativa de crecimiento para México en 2018 a 1.9 por ciento, 0.1 puntos porcentuales debajo de su previsión en abril y la actualización en junio.

“Esta proyección asume que las negociaciones del TLCAN terminen con un resultado mutuamente beneficioso y el crecimiento comienza a aumentar en el segundo semestre de 2018”, dijo el especialista y agregó que en un escenario de fallida renegociación del acuerdo comercial, sería muy difícil evaluar el impacto.

Varios caminos para acelerar el crecimiento

Para acelerar el crecimiento, México tiene varios caminos pero el prioritario es la implementación de las reformas estructurales, consideró el funcionario del FMI.

“Es importante que las autoridades perseveren en las reformas estructurales para sentar las bases para un crecimiento más elevado, sostenible e inclusivo”, apuntó y agregó que dentro de este proceso de implementación debe darse prioridad a la mejora de la gobernanza, la seguridad y el estado de derecho ya que a través de estas reformas se podrá atraer inversión nacional y extranjera.

Por otra parte, las mejoras en la eficiencia del gasto público proporcionaría espacio en el presupuesto para el gasto público en infraestructura; en tanto que una modernización del TLCAN ayudaría a integrar aún más el mercado norteamericano, beneficiando así a los tres socios.

Reiteró las recomendaciones que el organismo ha venido haciendo al país en materia fiscal como fortalecer la recaudación de impuestos del sector no petrolero.

“Esto podría lograrse mediante esfuerzos para reducir la evasión fiscal, ampliar la base impositiva y reducir la informalidad. También hay margen para aumentar los ingresos de los impuestos sobre la propiedad”, dijo.

En cuanto a establecer un consejo fiscal, una institución no dependiente y financiada adecuadamente, señaló que apoyaría el compromiso del Gobierno con la responsabilidad fiscal, fortalecería el debate político y aumentaría la rendición de cuentas.