Economía

El retiro y los millennials

Los jóvenes entre 20 y 35 años comienzan a ahorrar a temprana edad para su retiro, pero no lo suficiente para un retiro cómodo, señaló un estudio de Principal Financial Group.
Redacción
21 julio 2016 19:21 Última actualización 23 julio 2016 5:0
Etiquetas
ahorro

ahorro (Shutterstock)

Los millennials, la generación que nació entre 1981 y 1995, comienzan a ahorrar para su retiro a temprana edad, pero no lo suficiente como para disfrutar de un retiro cómodo, señaló una investigación sobre sus hábitos de gasto y ahorro de Principal Financial Group.

Se encuestó a 867 trabajadores estadounidenses de entre 23 y 35 años acerca de cómo están ahorrando para el futuro. El 63 por ciento de ellos reporta que comenzaron a ahorrar para su retiro antes de los 25 años; sin embargo, menos de un tercio está ahorrando al menos 10 por ciento de su salario a través de su plan de retiro empresarial.

“Ahorrar lo suficiente es tan importante como ahorrar a corta edad. Con el tiempo, nuestro análisis ha dictaminado que ahorrar el 10 por ciento de tu salario, más cualquier plan o contribución del empleador, es la clave para alcanzar un retiro más seguro”, afirma Jerry Patterson, Vicepresidente Senior de Servicios para el Retiro e Inversionistas en Principal.

La mayoría de los millennials, agregó, no han hecho cuentas para determinar qué nivel de ahorros deben tener como objetivo, pero todos estuvieron de acuerdo en que no estaban haciendo lo suficiente.

De acuerdo con el estudio, 83 por ciento de los millennials aprovechan al máximo las contribuciones que la empresa hace a favor del empleado a través de su plan de retiro.

“Un incentivo valioso e importante para hacer que los millenials ahorren son las contribuciones que hace la empresa, que en ocasiones son iguales (o similares) al monto de contribución que hace el empleado, aunque este monto no debe ser una señal para dejar de ahorrar” comentó Patterson.

La mayoría de las fórmulas para determinar la contribución se reducen gradualmente una vez que el empleado alcanza un nivel de ahorro entre tres y cuatro por ciento, que es menos del 10 por ciento que los expertos indican que se debería ahorrar. “Una solución fácil es que los empleadores fomenten que los empleados ahorren a una tasa más alta en su plan para así aumentar la contribución”, concluyó.