Economía

El peso tiene su segundo mejor avance semanal del año

12 febrero 2014 5:3 Última actualización 15 marzo 2013 14:5

[Bloomberg] Su balance semanal fue positivo, al acumular una ganancia de 1.52% frente al dólar. 


 
Esteban Rojas H
 
La moneda nacional terminó sin muchos cambios el viernes, lo que no impidió que su balance semanal fuera positivo, al acumular una ganancia de 1.52% frente al dólar, la mejor del año, solamente por detrás del 2.02% registrada en la terminada el pasado 4 de enero.
 
El dólar, se mantuvo cerca de un mínimo de 18 meses en el mercado cambiario nacional, al cerrar en la última jornada hábil en 12.4395 unidades a la venta, lo que implicó un marginal avance del peso de 1.04 centavos, semejante a 0.08%.
 
El tipo de cambio en operaciones de mayoreo registró durante la semana una cotización máxima en 12.55 y una mínima en 12.3837 pesos, en operaciones de mayoreo.
 
Desde el punto de vista del análisis técnico, el peso se encuentra dentro de un canal de apreciación, que solamente daría señales de un cambio de tendencia en caso de mantenerse por un tiempo prolongado por arriba de 12.38 o de romper al alza la resistencia de 12.56 unidades.
 
La baja en la tasa de referencia fijada por el Banco de México fue insuficiente para detener el avance del peso debido, entre otras cosas a la camisa de fuerza autoimpuesta por el banco central, al anunciar que la reducción no implicaba un ciclo de baja.
 
En otro ángulo también habría que considerar que a pesar de las menores tasas de interés, los diferenciales a favor de nuestro país todavía continuo siendo atractivos. Esta situación se reforzó por la posibilidad de que pueda ser mejorada la calificación de la deuda soberana, como respuesta a los avances en las reformas estructurales.
 
La mejor combinación del riesgo rendimiento sigue colocando a nuestro país como uno de los imanes más importantes para la atracción de los capitales de portafolio, a lo que se podría sumar más adelante un mayor dinamismo de la dirigida a la actividad productiva.
 
Algunos fundamentales del país parecerían justificar el avance del peso, pero no hay que dejar de lado que su recuperación también se debe a flujos de capital extraordinarios dirigidos al mercado de deuda, sobre todo gubernamental.