Economía

El peso se desploma; tipo de cambio cierra en 12.9733 unidades

12 febrero 2014 4:35 Última actualización 19 junio 2013 14:31

[Bloomberg] 


 
Esteban Rojas H
 
En una sesión no apta para cardiacos, dado la volatilidad observada, el peso terminó con una marcada debilidad, después del anuncio de política monetaria de la Reserva Federal de los Estados Unidos. En el ambiente prevaleció un sentimiento de un retiro de los estímulos monetarios en los próximos meses, acompañado del anuncio de una revisión a la baja en materia de crecimiento económico.
 
En operaciones de mayoreo, el dólar cerró este miércoles 19 de junio en 12.9733 unidades a la venta, la mayor cotización desde el 28 de diciembre del 2012, de acuerdo a cifras publicadas por Banxico. En el día, el peso retrocedió 7.58 centavos, semejantes a 0.59%. Después de este cierre, el billete verde alcanzó niveles de alrededor de 13.12 unidades, lo que no se veía desde el pasado 16 de noviembre.
 
En operaciones al menudeo o de ventanilla se llegaron a observar cotizaciones de alrededor de 13.50 pesos.
 
La moneda nacional hiló su tercera jornada en terreno negativo, acumulando una caída de 2.21%.
 

En el denominado cierre oficial, reportado por el Banco de México, solamente pudo incorporar la noticia de que la Fed dejó sin cambio la tasa de fondos federales en un mínimo histórico ubicado dentro de un rango de 0.0 a 0.25%. Esta situación era ampliamente esperada por el mercado.
 
En el comunicado prevaleció un tono más optimista con respecto al futuro de la actividad económica, lo que se reflejó en un disparo al alza en el rendimiento del bono a 10 años emitido por el tesoro norteamericano, al alcanzar una tasa por arriba de 2.30%.
 
El alza en las tasas de interés afecto a los mercados accionarios, pero tuvo una repercusión más fuerte en el mercado cambiario nacional, al contribuir a restarle brillo a las inversiones en pesos.
 
El otro signo de que los mercados reforzaron su percepción de que próximamente se aplicaran menores estímulos, fue el hecho de que el dólar pasó de perdidas frente a una canasta de seis divisas antes del anuncio de política monetaria a ganancias después de este evento.
 
La conferencia del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, no modificó la percepción de que el próximo paso será el desmantelamiento de los apoyos a la economía.
 
Uno de los mayores peligros se encuentra en el hecho de puedan confluir de un repunte en las tasas de interés en el mercado secundario de deuda en los Estados Unidos, con un fortalecimiento del dólar. La incidencia de ambos aspectos sobre la actividad económica podría ser desastrosa. En el mejor de los casos podría hacerla lenta y, en el peor, sofocarla.