Economía

El peso regresa a senda ganadora

12 febrero 2014 5:26 Última actualización 25 abril 2013 14:36

[Bloomberg] La moneda nacional hiló 2 jornadas en terreno positivo, acumulando un avance de 1.11%. 


 
Esteban Rojas
 
La mejoría en el contexto internacional, posibilitó el avance del peso, a contracorriente de la publicación de un dato negativo publicado en nuestro país en materia de actividad económica. El débil desempeño del mercado interno, debería prender los focos amarillos, sobre todo en caso de una mayor fortaleza de la moneda nacional.
 
El denominado dólar spot cerró el jueves en 12.1355 unidades a la venta, lo que implicó para el peso una ganancia de 9.44 centavos, semejante a 0.72%, de acuerdo a cifras publicadas por el Banco de México.
 
La moneda nacional hiló 2 jornadas en terreno positivo, acumulando un avance de 1.11%.
 
El tipo de cambio del peso se vio contagiado del optimismo reinante en el contexto internación, luego de la publicación de cifras favorables en materia de empleo en los Estados Unidos y a la espera del dato del Producto Interno Bruto correspondiente a la primer trimestre del 2013, programada para darse a conocer el viernes.
 
El peso, también se pudo haber fortalecido el jueves debido a que algunos participantes decidieron adelantarse a la posibilidad de que el Banco de México deje sin cambio su tasa de interés de referencia, actualmente en 4.0%, debido al brote inflacionario.
 
En otro frente, resultan alentadoras las negociaciones en torno al Pacto por México, tendiente a evitar la salida de algunas fuerzas políticas. De tener éxito, se volvaria renovar el expectativa favorable en torno a las reformas estructurales.
 
Sin embargo, no habría que echar del todo las campanas al vuelo, dado que no todo es positivo.
 
El jueves, el INEGI dio a conocer que el Indicador Global de la Actividad Económica creció a tasa anual un anémico 0.4% en el pasado febrero, con lo que se convirtió en su peor desempeño desde noviembre del 2009.
 
En tanto que las actividades secundarias, más ligadas al sector exportador, experimentaron una variación anual negativa de 1.2%.
 
Una mayor apreciación del peso, provocada fundamentalmente por la entrada de flujos del exterior, puede provocar un mayor enfriamiento del sector exportador. De ser así, se darían las condiciones para que la Comisión de Cambios volviera a implantar el mecanismo de la venta de opciones de dólares, para contribuir a regular la oferta del billete verde y, al mismo tiempo, fortalecer a las reservas internacionales.
 
Finalmente, en el plano internacional, destacó la noticia de un mejor comportamiento del PIB del Reino Unido, lo que ayudó a la libra a saltar por arriba de la barrera de 1.54 unidades, aunque todavía existen dudas de que su avance se pueda sostener por mucho tiempo.