Economía

El peso impone una nueva marca en 18 meses

12 febrero 2014 5:27 Última actualización 25 marzo 2013 14:17

[Bloomberg]  El dólar cerró en 12.3569 unidades a la venta, con ello, el peso ganó 2.28 centavos, semejante a 0.18%.  


 
Esteban Rojas H.
 
A contracorriente del fortalecimiento del dólar en el mercado internacional de divisas, el peso inicio la semana con el pie derecho, con lo que logró ubicarse en su mejor momento desde el primero de septiembre del 2011.
 
En operaciones de mayoreo, el dólar cerró el lunes en 12.3569 unidades a la venta, de acuerdo con información publicada por el Banco de México. En el día el peso ganó 2.28 centavos, semejante a 0.18 por ciento.
 
La fortaleza del peso se dio en sintonía con la noticia de que Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), una especie de PIB mensual, subió 3.2 por ciento a tasa anual en el pasado enero, lo que muestra una recuperación con el anémico aumentó de 1.4 por ciento de diciembre del 2012.
 
Sin embargo, la mejoría no elimina la desaceleración en la economía mexicana, con respecto a lo observado en igual periodo del año pasado.
 
Por otro lado, destaca el pobre aumentó de 1.7 por ciento en las actividades secundarias en el pasado enero, muy por debajo del promedio del IGAE de 3.2 por ciento. Este hecho es significativo para evaluar el comportamiento del tipo de cambio, ya que el sector industrial está más ligado al sector exportador y al ritmo de actividad de la economía norteamericana.
 
En mercado internacional de divisas, el billete verde avanzó 0.67 por ciento con respecto a seis divisas referenciales, lo que muestra el grado de desconfianza en la evolución de la economía y en el problema de la deuda en el  Viejo Continente.
 
El euro rompió a la baja la barrera de 1.29 dólares, al mantenerse la incertidumbre de que el mecanismo de rescate utilizado en Chipre pueda ser posteriormente aplicado en futuros programas de asistencia en países más grandes.
 
El fin de semana pasado, Chipre alcanzó un acuerdo que contempla cerrar su segundo mayor banco e imponer fuertes pérdidas sobre los depósitos no garantizados, que incluyen supuestamente a muchos ciudadanos rusos, a cambio de 10 mil millones de euros de ayuda.
 
La desconfianza, también se extendió a la libra al quedar por debajo de 1.52 frente al dólar.
 
La baja del euro y de la divisa del Reino Unido, no es del todo malo, dentro de ciertos límites, dado que pueden ayudar a su sector exportador y compensar en parte la debilidad de su mercado interno.
 
Finalmente, la incertidumbre también se reflejó en un avance del yen, cuya demanda aumentó como activo de refugio, que la llevó a poner a prueba la barrera de 94.0 unidades.
 
El fortalecimiento de la divisa, de la ahora tercerea económica del mundo, puede ser coyuntural, sobre todo en caso de que el Banco Central de Japón pueda anunciar nuevos apoyos de tipo monetario.