Economía

El peso hace un alto; dólar cierra en 12.3435 unidades

12 febrero 2014 5:13 Última actualización 03 abril 2013 15:22

 [Bloomberg]   El peso tiene un retroceso de 5.85 centavos.  


Esteban Rojas H
 
El desbordante optimismo prevaleciente en torno a la moneda nacional se enfrió momentáneamente el miércoles. Las cifras económicas publicadas, recordaron a los participantes del mercado cambiario nacional que, la recuperación económica del principal socio comercial de nuestro país, presenta claroscuros, además de no estar exenta todavía de experimentar fuertes altibajos.

El denominado dólar spot resurgió de mínimos de 19 meses, al cerrar en 12.3435 unidades a la venta, de acuerdo a cifras publicadas por el Banco de México, lo que implicó para el peso un retroceso de 5.85 centavos, semejante a 0.48%.

La toma de utilidades, observada a mediados de semana, no implica un cambio en la tendencia en la apreciación del peso, la cual se mantiene con algunos altibajos desde el primero de junio del 2012.

El miércoles, el escenario internacional no le fue favorable al peso, al registrase una venta de activos de mayor riesgo, producto de decepcionantes datos económicos publicados en los Estados Unidos en materia del sector laboral y de la actividad de los servicios.

El anémico crecimiento de la economía norteamericana ha incidido para que las exportaciones de nuestro país presenten una clara desaceleración en los últimos meses, con la consiguiente perdida de fuerza en la oferta de dólares por este concepto.

Al retroceso del peso, también contribuyó la fuerte apreciación registrada en días anteriores, que lo había llevado a niveles no vistos desde septiembre del 2011.

La autoridad cambiaria hasta ahora ha mantenido una actitud de complacencia con el avance del peso, ante la posibilidad de que las fuerzas del mercado hagan las correcciones pertinentes.

La variable sobre la cual se ha recargado el ajuste, ha sido la tasa de interés, aunque su baja no ha sido suficiente para contrarrestar la fuerza del peso.

El otro factor de ajuste, proveniente de un complicado escenario internacional, que en otras ocasiones contribuyó a debilitar al peso, ha fallado también en regular su apreciación. En la actualidad, los problemas existentes en otras latitudes, lejos de ayuntar de nuestro país a los flujos de capitales del exterior, los ha atraído como un gran imán, con la consiguiente apreciación sobre la moneda nacional.

Finalmente, las divisas como el euro, la libra esterlina y el yen, avanzaron con respecto al dólar, a la espera de la decisión de política monetaria de los bancos centrales, ante la posibilidad de que sus anuncios en materia de la instrumentación de mayores estímulos económicos, estén por debajo de las expectativas.