Economía

El peso gana en marzo 3.26%, su mayor avance en 9 meses

12 febrero 2014 4:57 Última actualización 27 marzo 2013 14:37

[Arturo Monroy] El dólar spot cerró en la última jornada hábil de la semana en 12.3339 unidades.  


 
Esteban Rojas H
 
La moneda nacional tuvo un mes de ensueño en marzo. En dicho periodo, acumuló una ganancia de 3.26%, la mayor desde junio del 2012. El avance del peso, lo llevó a cerrar el primer trimestre del año en su mejor momento frente al dólar desde principios de septiembre del 2011.
 
El denominado dólar spot cerró en la última jornada hábil de la semana en 12.3339 unidades, lo que representó su menor cotización en 19 meses, de acuerdo a cifras publicadas por el Banco de México. En el día, el peso avanzó 1.28 centavos, semejante a 0.10%.
 
En marzo, la confianza en el peso se vio reforzada por factores de diversa índole:
 
En lo externo, por la incertidumbre internacional provocada por los alcances del mecanismo utilizado para rescatar a Chipre y por la mejoría en algunos indicadores económicos en los Estados Unidos.
 
En lo interno, por los competitivos fundamentales de México, reforzados por los avance en las reformas estructurales, a lo que se suma la posibilidad de una subida en la calificación de la deuda soberana.
 
Los anteriores factores, contrarrestaron los efectos negativos sobre el peso, proveniente de la decisión del Banco de México de bajar su tasa de referencia de 4.50 a 4.0%.
 
El clima favorable para la moneda nacional, ocasionó que se acorte la distancia del tipo de cambio de un soporte clave ubicado en 12.28 pesos. En tanto que la próxima resistencia se encuentra en 12.48 unidades.
 
El peso fuerte se acompañó, el miércoles, con la publicación de cifras débiles en el sector externo de nuestro país, lo que entre otros factores, tiende a prender los focos amarillos en cuanto a dicho comportamiento.
 
El saldo de la balanza comercial de México pasó de un déficit de 2,866.4 millones de dólares en enero a un superávit de 46.1 millones en febrero del presente año. Ello es bueno y muy manejable, pero como dice el dicho “el diablo está en los detalles”.
 
Durante el pasado febrero, las exportaciones de nuestro país cayeron 2.9%, el peor desempeño desde octubre del 2009, destacando sobre todo la debilidad de las ventas provenientes del sector manufacturero no automotriz.
 
El comportamiento de las exportaciones manufactureras puede ser un indicio de que la fortaleza del peso les está ocasionando una pérdida de competitividad, a lo que se agrega un lento desempeño económico del principal socio comercial de nuestro país.