Economía

El peso con el mejor comportamiento semanal en Latam

12 febrero 2014 5:9 Última actualización 12 abril 2013 14:6

 [Arturo Monroy/El Financiero] El dólar, en operaciones de mayoreo, resurgió de mínimos de 20 meses, al cerrar en 12.0917. 


Esteban Rojas H
 
El viernes, el peso terminó con un tono bajista, aunque esto no impidió que terminara con un avance semanal de 0.85%. Esta variación, lo convirtió en una de las monedas con el mejor desempeño en América Latina (Latam) en dicho periodo.

El dólar, en operaciones de mayoreo, resurgió de mínimos de 20 meses, al cerrar en 12.0917 unidades a la venta. En el día, el peso retrocedió 4.87 centavos, semejante a 0.40%.

Durante la semana, el tipo de cambio registró una cotización máxima de 12.18 y una mínima en 12.043 pesos.

La moneda nacional cortó una racha ganadora de seis sesiones consecutivas, en donde había acumulado una apreciación de 2.43%.

La toma de utilidades se antoja moderada, dado el avance que se observó en días previos y, por el momento, no representa una señal de un cambio de tendencia en el ciclo de apreciación.

El pretexto para el retroceso del peso, se ubicó en indicadores económicos débiles reportados en el principal socio comercial de nuestro país.

Los claroscuros que todavía caracterizan a la evolución económica de los Estados Unidos, señalan que la Reserva Federal todavía mantendrá, por algún tiempo, su programa de compra de bonos, con lo que seguirá inundando al mercado con dinero barato.

Los apoyos de la Fed, sumada ahora a la agresiva política monetaria del Banco Central de Japón, todavía mantienen la posibilidad de que sigan los flujos de capital a naciones como México, con la consiguiente presión sobre la apreciación del peso.

Una fortaleza del peso cada vez más apuntalada por la entrada de capitales de portafolio, deberían obligar a la autoridad a regular la oferta, mediante un mecanismo que permitiera acumular reservas internacionales, con el propósito de hacer frente a cambios en el entorno internacional, que pudieran presentarse más adelante.

Por el momento, la variable de ajuste ha sido la baja en la tasa de interés, pero pudiera ser insuficiente para modular la fortaleza de la moneda nacional.

En la semana, el peso acumuló una ganancia semanal de 0.85%, lo que marco uno de los mejores desempeños en Latino América.
 
 
En el monte Olimpo de las divisas, la gran perdedora en la semana fue el yen, que postergó, por el momento, el rompimiento de la barrera de las 100.0 unidades.