Economía

El peso con balance positivo en abril

12 febrero 2014 4:37 Última actualización 01 mayo 2013 19:44

[Bloomberg] La moneda nacional se apreció 1.56% durante abril y en el año acumula un avance de 5.67%. 


Esteban Rojas H.
 
Los pronunciados altibajos observados en la percepción del riesgo no impidieron que el peso obtuviera un saldo mensual positivo. La paridad cambiaria peso-dólar registró un rebote a partir del 11 de abril, cuando alcanzó una cotización en 12.04 unidades. Este movimiento se considera como un respiro dentro de su vertiginoso proceso de apreciación.

Así, el dólar con liquidación a 48 horas finalizó el martes en 12.1411 unidades a la venta, de acuerdo con información publicada por el Banco de México. En el día, el peso ganó 1.09 centavos, equivalentes a 0.09 por ciento.

La moneda nacional se apreció 1.56 ciento durante abril y en el año acumula un avance de 5.67 por ciento.

Los efectos sobre el peso, por la posibilidad de que el Banco de México recorte de nueva cuenta su tasa de referencia, se diluyeron rápidamente, luego de considerarse que tal escenario tardará todavía algunos meses en concretarse.

La caída en las tasas de interés ha sido un dique para la fortaleza del peso, pero podría ser insuficiente en caso de profundizarse la entrada de flujos de capital del exterior ante nuevas medidas de relajamiento monetario en algunas naciones desarrolladas.

Una caída en el tipo de cambio por debajo de 12.0 pesos por dólar acentuaría la probabilidad de una reactivación en el mecanismo de venta de opciones para regular la oferta del billete verde.

Por el momento resultó una buena noticia el hecho de que las reservas internacionales se ubicaran en 167 mil 136 millones de dólares al pasado 26 de abril, movimiento que contribuye a fortalecer el escudo financiero para hacer frente a cambios en los flujos de capital.

En el mercado internacional, los datos económicos reportados en Estados Unidos llevaron al dólar a hundirse a mínimos de dos meses frente a una canasta de seis divisas.

Particularmente, afectó el ánimo de los participantes la noticia sobre la actividad de negocios en la región central de la Unión Americana, que se contrajo sorpresivamente en abril a su menor nivel desde septiembre de 2009.

La recuperación del euro se debió más a la debilidad en los fundamentales del dólar, hecho que hizo dejar de lado la fuerte expectativa sobre un recorte en la tasa de interés del Banco Central Europeo este jueves.

Sin embargo, el repunte de la divisa común puede resultar efímero, en caso de una mayor flexibilización monetaria en el Viejo Continente.
 
Información proporcionada por Finsat.