Economía

El peso acumula avance de 3.73 % en 7 sesiones, dólar cierra en 12.91

10 febrero 2014 4:45 Última actualización 01 julio 2013 13:46

  


Esteban Rojas H
 
La fiesta continúa en el mercado cambiario nacional. Datos favorables en los Estados Unidos y un menor temor con respecto a cambios en la política monetaria de la Fed, alentaron al peso a seguir recuperando terreno. No obstante, la volatilidad podría persistir, dependiendo de los datos laborales que se publicarán en el principal socio comercial de nuestro país.

En operaciones de mayoreo, el dólar cerró el lunes en 12.9105 unidades a la venta, lo que significó para el peso una ganancia de 6.90 centavos, semejante a 0.53%, de acuerdo a cifras publicadas por el Banco de México.

La moneda nacional hilo siete avances, acumulando una apreciación de 3.73%. El rápido avance del peso, podría hacer que este cerca una toma de utilidades que le permita validar el nivel alcanzado.

Las expectativas para el tipo de cambio del peso con el dólar tuvieron un giro de 180 grados, al pasar de constantes revisiones a la baja hasta el pasado mayo a un incremento en junio.

De acuerdo al resultado de la encuesta levantada a finales de sexto mes por el Banco de México entre especialistas del sector privado, la expectativa para el cierre del 2013 para el tipo de cambio fue de 12.59 por arriba de los 12.15 pesos anteriores. En tanto que para finales del 2014 se estima que cerrará en 12.48 también mayor al 12.14 del pasado mayo.

Dentro de lo positivo es que las expectativas para el tipo de cambio para finales del 2013 y 2014, se encuentran por debajo del cierre del lunes de 12.9105 pesos. Ello, es una señal de que los participantes de la encuesta de Banxico le dan cierto margen de apreciación a la moneda nacional.

En adelante, el camino para el tipo de cambio no será fácil. De acuerdo a la encuesta del instituto central, la perspectiva para el crecimiento económico de México para el presente año se revisó a la baja al ubicarla en 2.84%, el menor nivel desde que se reporta este dato.

La situación en el sector externo tampoco está del todo bien. Los especialistas del sector privado estiman un alza sensible en el déficit comercial y de cuenta corriente para el presente año, con relación al 2012. Esta situación, aunque manejable, implicará una mayor demanda de divisas para poderlos cubrir.

La combinación de bajo crecimiento económico con un incremento en la cuentas con el exterior, abonan un terreno en donde resultaría negativo una excesiva fortaleza del peso.
Del lado positivo, se tiene que se estima un incremento importante en la entrada de inversión extranjera directa, la cual podría ascender al cierre del 2013 a 25,460 millones de dólares. Esto aunado, a la posibilidad de nuevas reformas estructurales, deberían servir de apoyo para enfrentar de mejor manera a posibles olas de choque provenientes del exterior, derivadas de cambios en las políticas de estímulo monetario, sobre todo en los Estados Unidos.