Economía
entrevista
Pablo Mijares Ortega, socio fundador de Mijares, Angoitia Cortes y Fuentes 

“El perfil de clientes que viene a México no va a correr al primer conflicto”

El inversionista que viene a México, de acuerdo con Pablo Mijares Ortega, es uno que ha estado en varios países y está consciente que en todos ellos hay situaciones de violencia o corrupción y no se asusta, lo cual es benéfico porque ese es el perfil deseado.
Leticia Hernández
04 febrero 2015 22:32 Última actualización 05 febrero 2015 5:5
Pablo Mijares

2015 será un año de gran actividad transaccional, señaló Pablo Mijares. Eladio Ortiz)

CIUDAD DE MÉXICO.- A más de dos décadas de haber fundado Mijares, Angoitia Cortés y Fuentes, uno de los despachos con mayor participación en la asesoría de fusiones y adquisiciones en México, Pablo Mijares Ortega conoce al inversionista interesado en México, sabe que le preocupan temas como corrupción o violencia pero que al final terminan atraídos por el país.

Con un arranque de año inusualmente dinámico atribuido al desempeño de la economía estadounidense, advierte que ve un 2015 agitado en actividad transaccional en la que el capital privado juega un papel importante como facilitador de financiamiento y percibe a más firmas de asesoría legal que buscarán tener competir por el mercado.

___¿Cómo inicia el año en fusiones y adquisiciones?
___ Este año empezó a tambor batiente, estoy sorprendido de que nuevas operaciones están llegando a nuestra mesa a plantear nuevas inversiones y esto es un poco sorprendente porque en realidad lo que está sucediendo en el país no es lo más optimista. No recuerdo en años recientes un enero tan activo y si esto es un indicio del resto del 2015, si advierto mayor actividad transaccional. Entre los porqués está el que la economía estadounidense va bien.

___ ¿Este dinamismo lo atribuye a las reformas estructurales?
___ Soy un sorprendido de cómo se sacaron adelante, desde luego no estoy de acuerdo con todas, con el desastre fiscal, con el incremento del déficit como lo hicieron y me preocupa. No obstante que se logró sacar estas reformas estructurales, no veo un resultado todavía porque no me creo que esta actividad que estoy viendo sea producto de la reforma laboral o financiera; podemos pensar que un poco si hay agilizado al mercado la de telecomunicaciones, pero de la energética aún no pasa nada.

Hay mucho interés en el sector energético, al menos por conocer, entender los cambios, el entorno y estamos en esta etapa, en la manifestación de un interés por entender, pero se palma mucha cautela porque cuántas décadas con el sector cerrado y luego de años de discusión se abre y se caen los precios del petróleo. Pero esto no puede ser para siempre y estas son inversiones a muy largo plazo y la gente que invierte en esta industria lo sabe perfectamente. Entonces viene ese tipo de inversionista, el que no viene por la coyuntura y quiere ver cómo están las cosas y uno tiene que decirle las cosas como son, uno no puede endulzarle el oído.

___ En esa realidad, ¿qué advertencias le hacen como asesores?
___ De todo tipo, desde seleccionar muy bien al socio mexicano porque muchos vienen con la idea de que para invertir en México necesitan de un socio y depende del perfil de cada quien, si se quiere diversificar el riesgo y no hacer una inversión al cien por ciento, buscan socios y hay que encontrar el adecuado, porque una sociedad de este tipo es como un matrimonio o peor. Algunos de mis clientes se han equivocado de socios, hay que sacar el asunto adelante y en un divorcio es muy difícil quedarse de amigos.

___¿Se trata de un mal proceso de ‘due dilligence’?
___ Puede venir Dios mismo a redactar tus contratos y ser perfectos, pero si no te entiendes con tu socio, si no hay una relación de confianza y cada uno trae a la mesa algo de valor para el otro, el contrato no te sacara del problema y vas a terminar peleando con ese socio. Yo llevo 24 años haciendo fusiones y adquisiciones y he visto historias de éxito padrísimas y otras terribles, con muchos millones de dólares perdidos por haberte asociado con la empresa equivocada. Es como un matrimonio que falla, ¿es un tema de due dilligence? Es difícil, te reúnes, platicas, proyectas y parece que todo está bien y al final es lo mismo.

___ ¿Sobre qué otros aspectos los previenen?

___ Hay cosas que preocupan que son muy particulares de una idiosincrasia como la nuestra. Ahora que se viene a invertir en temas energéticos y no a raíz de la reforma, sino en áreas renovables como ha sucedido en los campos eólicos en el sureste del país, te encuentras con resistencia de comunidades indígenas, que parte de la ignorancia y de intereses monetarios de gente que lidera esas comunidades y eso no se lo puedes esconder a un cliente para que se lo tope cuando ya tiene millones invertidos, es un tema difícil de explicar. Un tema es cuidar a las comunidades indígenas, aportar a un proyecto social y otra cosa es la extorsión de un grupo de líderes.

Otra preocupación es la corrupción que es inevitable que salga a la luz cuando los inversionistas nos vienen a ver, desafortunadamente está en demasiados periódicos y se da a niveles federal, estatal y municipal.

Nosotros representamos a muchos clientes extranjeros y muchos que están en el sector energético jamás han dado un centavo y a muchos jamás se los han pedido y sabe la gente que esos no dan. Saben a quién porque ellos son clientes muy institucionales. Y si se diera el caso de dar un soborno, nosotros también les decimos que si esto fuera el caso, sepan que con nosotros no cuentan, pero ellos mismos saben que se meten en un problema brutal y que en dos o tres años, saldrá a la luz, al final se acaba sabiendo todo.

Es un tema que sí preocupa a nuestros clientes, sí preguntan pero nuestra recomendación es: la gente sí tiene que saber que tú no te prestas a estos juegos y si la gente sabe que tú no, en general, ya que lo aprendió, no se mete contigo.

Otra cosa también es el tema de la violencia, en pláticas con clientes les expones que hay zonas, pero no es que no puedas salir a la calle, se generaliza el problema por el tipo de información que en el extranjero sale sobre México. Creo que se podrían hacer cosas para que viniera el doble o el triple de inversión pero caminamos muy despacio en este país y pasan cosas que no generan confianza.

___¿Existe un perfil de inversionista particular para México?
___ En general el perfil del clientes que está viniendo a México, no es el que acaba de hacer un negocio por primera vez, es una empresa que ha estado en muchos lugares, sabe que hay vaivenes en todos los países, incluyendo al suyo y tampoco se asusta demasiado y eso es bueno porque es el perfil de inversionistas que quieres, no el que va a correr al primer conflicto.

Al final, ¿qué es lo que tú vendes como abogado? -que es muy complicado en México-, vendes el Estado de derecho, hay cosas muy malas en ese aspecto en nuestro país, pero no todo, hay cosas que sí funcionan. Yo sostengo que con todos los problemas que hay, en México hay posibilidad de invertir, de sujetar tus contratos a la ley mexicana y a que sean ejecutados en función de lo que se pactó y que un tribunal resuelva en justicia. Sí creo que esto es posible en México.

___ ¿Para el capital privado hay sectores de mayor oportunidad?
___ No hay un sector de mayor oportunidad para esta industria que invierte desde lo inmobiliario, energético, telecomunicaciones, consumo. Hemos trabajado con muchos fondos a lo largo de los años y vemos que le entran a todo.

En México hay posibilidad de invertir, de sujetar tus contratos a la ley mexicana y a que sean ejecutados en función de lo que se pactó