Economía

El negocio que gana cuando el precio del crudo se desploma

El almacenamiento de tanques de petróleo frente a la masacre global en los mercados petroleros es clave para que los operadores sigan ganando.
Bloomberg
14 enero 2015 11:40 Última actualización 14 enero 2015 11:40
PETRÓLEO

Arabia Saudita está buscando mantener su posición como principal exportador de petróleo. (Archivo/Reuters)

La clave para sobrevivir y prosperar en medio de la masacre global en los mercados petroleros es tener un lugar para almacenarlo.

Los precios del petróleo cayeron 59 por ciento desde junio en tanto Estados Unidos bombeó más crudo “shale” y la OPEP se resistió a los llamados a reducir la producción, acumulando una saturación de oferta global. Si bien el Índice STOXX 600 de Petróleo y Gas que integran 28 empresas cayó 3.7 por ciento este mes, las acciones de Royal Vopak, el operador independientemente de tanques de almacenamiento más grande del mundo, con sede en Rotterdam, subieron 14 por ciento.

“No sabemos especialmente las tasas de ocupación pero oímos decir a las empresas que crecen las averiguaciones por almacenamiento en tanques”, dijo por teléfono el 12 de enero Ronald Backers, asesor en el área de inteligencia de negocios en el Puerto de Rotterdam. El puerto más grande de Europa tiene almacenamiento en tanques de petróleo crudo con capacidad para 85.6 millones de barriles.


Los refinadores, las empresas de almacenamiento en tanques y los operadores que invirtieron en capacidad de almacenamiento de petróleo están beneficiándose con la caída del crudo por debajo de 45 dólares el barril ahondada por lo que se denomina contango (aplazamiento del pago), una situación relativamente infrecuente en la cual los precios para entrega del petróleo más adelante este año son más altos que los precios actuales.

Vitol Group, Mercuria Energy y Gunvor son algunas de las casas de mercancías que se aprestan a ganar almacenando productos del crudo y derivados del petróleo para venderlos en el futuro.

“Hay una demanda de almacenamiento significativa de los operadores que quieren ganar dinero con esa oportunidad específica”, dijo en una entrevista Martijn den Drijver, analista de SNS Securities en Ámsterdam.

JUEGO DEL APLAZAMIENTO

Mercuria, el cuarto operador petrolero independiente más grande del mundo, tiene una capacidad de 40 millones de barriles de almacenamiento en lugares que van desde Texas hasta Sudáfrica, China, Bélgica y Holanda, según su sitio web. La firma se vuelca principalmente a sus instalaciones de almacenamiento en tierra para jugar con el aplazamiento del pago, dijo Matt Lauer, portavoz de la empresa con las operaciones bursátiles más importantes en Ginebra. Mercuria no ha hecho nada para conseguir almacenamiento flotante en buques petroleros en el mar.

“Sigue habiendo un riesgo”, dijo Lauer. “Con sólo una caída de tres por ciento en la producción petrolera mundial este mercado desaparecería”.

La Organización de los Países Exportadores de Petróleo, que bombea 40 por ciento del petróleo mundial, ha hecho hincapié una docena de veces en las seis últimas semanas en que no reducirá la producción para frenar la caída. El grupo decidió mantener su cuota colectiva en 30 millones de barriles diarios en una reunión del 27 de noviembre en Viena. La producción promedió 30.24 millones de barriles diarios en diciembre, según un sondeo de Bloomberg.

“En las próximas semanas, los operadores analizarán la situación económica de su almacenamiento con miras a capitalizar esté fenómeno del mercado que parece destinado a quedarse por un tiempo”, dijo George Johnson, asesor ejecutivo en el estudio de petróleo y gas de KPMG, en un informe fechado el 9 de enero.