Economía

El Gobierno de Oaxaca lanza tregua fiscal para los negocios afectados por el sismo 

El Gobierno estatal anunció que suspenderá todo requerimiento de pagos fiscales hasta enero de 2018, además de que no plantea ningún incremento a los impuestos existentes y tampoco la creación de alguno nuevo.
Alfonso Cruz / Corresponsal
09 octubre 2017 18:14 Última actualización 09 octubre 2017 18:41
Estas medidas de apoyo a los oaxaqueños se publicaron en el Diario Oficial de Oaxaca. (Cuartoscuro)

El gobierno de Oaxaca ofrece atender de forma personal a cualquier comerciante o contribuyente. (Cuartoscuro)

OAXACA.- El gobierno de Oaxaca anunció una tregua fiscal para todos los empresarios afectados en la zona devastada del Istmo de Tehuantepec, ofreciendo, de entrada, suspender todo requerimiento de pagos fiscales hasta enero de 2018.

Además se informó que no habrá aumento de impuestos y derechos en lo que resta del ejercicio fiscal del año en curso y de 2018, “como una medida de apoyo a quienes tuvieron pérdidas con motivo de los fenómenos naturales del mes de septiembre”, sostuvo en entrevista con El Financiero, el Secretario de Finanzas de Oaxaca, Jorge Gallardo Casas.

Incluso, adelantó que dentro de la integración del paquete fiscal del 2018, el gobierno de Oaxaca no plantea ningún incremento a los impuestos existentes y tampoco la creación de alguno nuevo, manteniendo únicamente los que están vigentes.

Gallardo Casas expuso que estas medidas de apoyo a los oaxaqueños y especialmente a los empresarios de la zona del Istmo de Tehuantepec, se publicaron en el Diario Oficial de Oaxaca y entraron en vigencia los últimos días del mes de septiembre.

“Deseamos que los comerciantes no cierren sus puertas por no poder pagar los impuestos, creemos que si extendemos el plazo para que cumplan con sus obligaciones estamos creando las condiciones no solo para que mantengan abiertas las fuentes de empleo, sino para que el Estado tenga ingresos asegurados de los contribuyentes”, indicó.

El funcionario añadió que el Gobierno de Oaxaca sabe de las condiciones en las que se encuentran los negocios de la zona afectada y por lo tanto, ofrece atender de forma personal a cualquier comerciante o contribuyente, que aún con estos anuncios, no pueda cubrir sus impuestos.