Economía

El economista favorito de Maduro le recomienda el 'default' ahora... o nunca

El presidente de Venezuela recomendó la semana pasada a un economista estadounidense poco conocido, Michael Hudson, quien por cierto no parece ser un admirador de Nicolás Maduro
Bloomberg
30 marzo 2017 10:28 Última actualización 30 marzo 2017 10:29
Maduro

(Bloomberg)

La semana pasada, Nicolás Maduro, el asediado presidente de Venezuela, se desvió algo de su rumbo durante un discurso de una hora y media ante líderes empresariales en Caracas para alabar a un economista estadounidense poco conocido.

"No sé si lo conocen, pero recomiendo sus textos", dijo Maduro haciendo referencia a Michael Hudson, un profesor de la Universidad de Missouri que se especializa en temas como finanzas internacionales y deuda. "Es uno de los más grandes economistas estadounidenses".

Hudson, sin embargo, no parece ser un admirador del líder socialista.

Cuando se le contactó unos días más tarde, tuvo fuertes palabras en relación al estado de la economía desde que Maduro reemplazó al extinto Hugo Chavez en 2013 y dijo que parece haber "entrado en un período de anarquía" tan profundo que no sabe si podría ayudar al país aunque se lo pidieran, lo cual, por cierto, no ha pasado.

No es un especialista en Venezuela, subrayó, pero tenía una sugerencia para el presidente: si un default de la deuda parece inevitable, como muchos analistas creen que es el caso, lo mejor es que sea lo antes posible.

"Si se dan cuenta de que no podrán pagar más tarde deben detenerse ahora", dijo Hudson. "Es mejor conservar lo que se tiene y decir ’es obvio que no podemos pagar. Hicieron que nuestra deuda fuera incobrable y aceptar la pérdida’".

Es una recomendación que no parece caer muy bien en Caracas. Cuando Ricardo Hausmann, un profesor de Harvard oriundo de Venezuela, hizo una sugerencia similar en 2014, Maduro lo calificó de "sicario financiero" que trataba de derrocar a su gobierno.

Preocupado por el hecho de que un default pondría a la gigante petrolera estatal en problemas legales, el gobierno ha reunido recursos para cumplir con los pagos de bonos extranjeros en los últimos años, a pesar de que una caída de las exportaciones profundizó la presión monetaria, hundió la economía en una depresión y condujo a un desabastecimiento generalizado.

En el mismo discurso de la semana pasada en el que Maduro elogió a Hudson, hizo una apasionada defensa de su decisión de pagar la deuda.

¿Ustedes estarían mejor con persecusiones en default? preguntó Maduro. "Pensemos en el interés nacional, en nuestra tierra. Hay unos insulsos descocados con el propósito de seguir atacando a Venezuela desde adentro y desde afuera".

Los tenedores de los bonos siguen preparándose para algún tipo de reestructuración o moratoria de la deuda. Los bonos de referencia del país se negocian a solo 50 centavos por dólar.

Parte del argumento de Hudson para el default inmediato es que si un gobierno piensa que más adelante podría argumentar ante un tribunal que la deuda era "insoportable” o ilegítima, seguir pagándola ahora socava esa posición.

La próxima prueba para Venezuela llegará en abril, cuando está previsto que la compañía petrolera, conocida como PDVSA, reembolse 2 mil 500 millones de dólares.