Economía

El candidato ‘incómodo’ para el Consejo Nacional Agropecuario: De la Vega

Este jueves se elegirá al nuevo presidente del Consejo Nacional Agropecuario, cargo que podría ocupar el empresario Bosco de la Vega Valladolid que cuenta con el respaldo de varias agrupaciones del sector.
Valente Villamil
27 junio 2016 21:59 Última actualización 28 junio 2016 5:0
Bosco de la Vega Valladolid . (El Financiero)

La gran labor de la presidencia del CNA es conciliar los intereses de la cadena productiva., dijo de la Vega Valladolid. (El Financiero)

El sinaloense Bosco de la Vega Valladolid se perfila para ser elegido este jueves como nuevo presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), un pronóstico que de cumplirse, posiblemente haga ‘apretar los dientes’ a varios de quienes despachan en la sede de la Secretaría de Economía.

Su único contrincante es Vicente Gómez, presidente de la Federación Mexicana de Lechería, sin embargo a diferencia de su rival, de la Vega cuenta con el espaldarazo de las poderosas Asociación Mexicana de Engordadores de Ganado, la Unión Nacional de Avicultores y la misma Asociación Nacional de Ganaderos Lecheros.

De la Vega, quien hasta hace unas semanas fungía como vicepresidente de políticas públicas del CNA, lo mismo sabe del campo, que de comercio exterior.

Sus enemigos le acusan de proteccionista, pues ha defendido al producto de sus amores, la papa, abogando por impedir que Estados Unidos la exporte al país por seguridad sanitaria, algo que sus detractores rechazan.

Esta labor bastó para anticipar que probablemente el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo,-que defiende la importación de papa estadounidense- probablemente no vea con buenos ojos su candidatura.

“(Guajardo) sabe que lo único que he hecho ha sido defenderme, ese ha sido mi pecado, y defenderme con los mecanismos que te da el Estado, legales”, aseguró de la Vega al explicar el diferendo que sostiene con Economía.

De conseguir la mayoría de votos este jueves, de la Vega materializaría su agenda de trabajo basada en el reposicionamiento del sector en México, mediante la defensa de los productores, la seguridad alimentaria, la certidumbre y la competitividad, ya que para él las principales amenazas para la producción de alimentos del país vienen de afuera.

Además hará frente a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) pues está en desacuerdo con su visión, luego de haber multado con millones de pesos a asociaciones y productores de aguacate y carne de ave por haber incurrido en prácticas monopólicas, algo que él rechaza.

Si bien las amenazas para el campo son más exteriores que domésticas, al interior del CNA, de la Vega reforzaría la estructura del organismo poniendo especial cuidado en las 28 presidencias que lo conforman.

“(La administración de Grayeb) Han hecho una excelente labor, la verdad mis respetos, pero les falta personal del staff para atender las vicepresidencias y falta especializarlas, hacer una reestructura organizacional”, dijo de la Vega.

Con todo, reconoce que de convertirse en el presidente del CNA la “papa caliente” o tema que inevitablemente le saltará a las manos es el presupuesto federal al sector agropecuario y pesquero, que para él debiera estar en 120 mil millones de pesos y no los 85 mil millones de pesos actuales.