Economía

El agro potosino supera adversidad climática

12 febrero 2014 4:13 Última actualización 07 junio 2013 8:17

[Bloomberg / Archivo]  


Marvella Colín
 
El sector agropecuario del Bajío ha mostrado diferentes afectaciones por las condiciones climáticas en los primeros meses del año.
 
Guanajuato ha sido el más afectado, al registrar en abril una baja de 32% anual en el Índice de Volumen Físico Agropecuario (IVF), cuando el crecimiento promedio nacional de este indicador fue de 7.7%.
 
Querétaro tuvo un crecimiento fue casi nulo, al reportar el IVF una variación de 0.2% anual.
 
En contraste, San Luis Potosí presentó un crecimiento del IVF agropecuario de 79.3% anual a abril, mostrando con ello mejores condiciones productivas que en las anteriores dos entidades, esto de acuerdo con las últimas cifras reportadas por el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), organismo de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).
 
Las afectaciones en cada entidad son diferentes. En Guanajuato por ejemplo la situación al 30 de abril de los cultivos del ciclo otoñoinvierno muestra que un 18% de la superficie sembrada de maíz grano fue siniestrada, lo que implicó 115 hectáreas afectadas de un total de 635 hectáreas sembradas; cabe indicar que estas cifras abarcan tanto áreas de riego como de temporal.
 
Otro cultivo afectado en Guanajuato fue la calabacita, ya que un 50% de la superficie sembrada fue siniestrada, cifra equivalente a 130 hectáreas. En otros cultivos importantes como el brócoli y cebolla también las siembras fueron afectadas aunque en menor magnitud, según se observa en las cifras de la Sagarpa.
 
En la región del Bajío resalta el liderazgo de San Luis Potosí en cuanto a superficie sembrada de maíz grano, ya que la situación al 30 de abril del 2013 indica un área sembrada de 13 mil 242 hectáreas para el ciclo otoño-invierno, de las cuales se lleva un avance de 7,374 hectáreas cosechadas y una producción de 7,817 toneladas.
 
Querétaro, por su parte, muestra un área sembrada de 666 hectáreas de maíz grano, las cuales aún no terminan de cosecharse pero ya muestran un área siniestrada de 40 hectáreas.
 
 
Aumenta vulnerabilidad
 
 
De acuerdo con un estudio del Banco Mundial (BM) los municipios de la zona del Bajío y del centro de México elevarán su vulnerabilidad de moderada a alta debido al cambio climático de aquí al año 2045.
 
Tal situación se explica por la disminución en la disponibilidad de agua en los próximos años, esto advierte el organismo.
 
Uno de los resultados del estudio arrojó que la capacidad de adaptación y mitigación de los efectos al cambio climático dependerá de la infraestructura con la que cuente la región, programas de apoyo y políticas públicas focalizadas a este rubro.
 
 
Información proporcionada por El Financiero Bajío.