El 2018 pinta favorable para las fusiones y adquisiciones
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El 2018 pinta favorable para las fusiones y adquisiciones

COMPARTIR

···
Economía

El 2018 pinta favorable para las fusiones y adquisiciones

Se estima que el número de fusiones y adquisiciones disminuirá 3 por ciento este año, aunque para 2018, esta actividad será impulsada por la Ley Fintech, la nueva bolsa de valores y China.

Leticia Hernández
28/12/2017
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los inversionistas mantienen sus ojos sobre México para comprar o adquirir empresas y pese a los retos que conllevará el 2018, se espera que la actividad transaccional esté impulsada por la Ley Fintech, la entrada en operación de una segunda bolsa de valores y una mayor proximidad en la relación comercial de México con China, señaló Adriano Silva, director de Fusiones y adquisiciones de Mercer.

“El que el propio gobierno tengan mayor relación con China hará que las empresas de ese país inviertan en México y firmas mexicanas tengan mayor interacción con pares de la nación asiática. Será estratégico que México mantenga la vista sobre China como potencial socio comercial en su intención por reducir la dependencia con Estados Unidos”, dijo.

En entrevista, señaló que la actividad de fusiones y adquisiciones en México ha venido creciendo de manera sostenida hasta representar ya el cinco por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), desde el tres por ciento de hace cinco años y la expectativa es mantener esa tendencia para alcanzar un 10 por ciento del PIB para el 2027.

“Los sectores que apoyarán este dinamismo serán el financiero gracias a la Ley Fintech, el asegurador, el mobiliario, infraestructura y alimentos. Para el sector de petróleo se estima tome una pausa para ver qué sucede con el TLCAN por el tema de impuestos y logística, pero dentro de la rama energética, seguirá la actividad en energías renovables y gas”, apuntó.

Se estima que en 2017 hubo un total de 295 transacciones, un tres por ciento menos que el volumen de acuerdos en 2016, principalmente por una pausa que provocaron los sismos del mes de septiembre.

Incertidumbre eleva atractivo

Para el próximo año las expectativas son positivas, haciendo de lado el trabajo que México deberá hacer en materia fiscal para no perder competitividad frente a Estados Unidos. Además de que hay dinero entre los fondos de capital privado, con la expectativa de que concluya el año con 51 mil 131 millones de dólares, según la AMECAP, también la incertidumbre abarata las valuaciones.

El mejor momento para comprar es cuando hay incertidumbre, porque las valuaciones de las empresas tienden a bajar y la depreciación del peso frente al dólar no necesariamente implica un encarecimiento porque hay muchos acuerdos valuados en pesos, explicó el especialista.

Consideró que el camino debe ser la diversificación de mercados y China es una oportunidad para hacerlo.

Explicó que México es el único país con una dependencia tan elevada hacia un solo país; las importaciones en 2016 desde Estados Unidos significaron el 46.50 por ciento y los siguientes socios en importancia fueron China y Japón que representaron el 18 y 4.6 por ciento, respectivamente.

,