Economía

Educación es la mejor inversión, consideran padres mexicanos

La encuesta "El Valor de la Educación, trampolín para el éxito" hecha por HSBC, señala que en México, los jefes de familia dan gran importancia a aspectos como los posgrados, el aprendizaje de más lenguas y la educación en el extranjero.
Leticia Hernández
22 abril 2014 16:6 Última actualización 23 abril 2014 21:46
graduación

Padres mexicanos invierten en la mejor educación posible para sus hijos.(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Casi tres cuartas partes de los padres mexicanos consideran que pagar por la educación de su hijo es la mejor inversión que pueden hacer, con la expectativa de que en la universidad desarrollen las habilidades y conocimientos necesarios para el éxito en su vida.

Sin embargo, existe poca confianza en el sistema educativo nacional y el 71 por ciento considera que la calidad de la educación no es tan buena como la mejor disponible en otros países y Estados Unidos es visto como la oferta educativa de la más alta calidad.

De acuerdo con la encuesta “El Valor de la Educación, trampolín para el éxito”, reporte sobre México, realizado por HSBC, los padres mexicanos tienen altas expectativas educativas sobre sus hijos, el 69 por ciento espera alcancen un postgrado, mientras que la mayoría, el 86 por ciento, podría considerar enviar a su hijo al extranjero para estudiar en una mejor universidad.

El reporte se basó en las opiniones de 309 padres mexicanos con al menos un hijo de menos de 23 años, actualmente estudiando y que son responsables de tomar decisiones sobre su educación. La encuesta fue hecha en línea entre diciembre y enero pasado.

Entre los principales hallazgos destaca que el 72 por ciento considera que pagar por la educación de su hijo es la mejor inversión que pueden hacer. Perciben como los principales beneficios de la educación privada el ser escuelas mejor equipadas con tamaños de los grupos más pequeños.

Las habilidades para lenguas extranjeras son altamente valoradas por los padres. Son el mayor producto deseado de una educación superior, para el 42 por ciento, y el 67 por ciento de los padres sienten que es el principal beneficio de enviar a sus hijos a estudiar al extranjero.

Los padres con el mayor ingreso por hogar, de más de 20 mil pesos mensuales, están más abiertos a enviar a sus hijos fuera del país a estudiar la educación superior.

Cuando se trata de educación primaria, los progenitores creen que una buena educación debería entregar habilidades en las materias básicas y conocimientos informáticos, aunque también es altamente deseado el inculcarles confianza.

En la etapa de educación media superior consideran como la prioridad el desarrollar habilidades en lenguas extranjeras y cuando ingresan a la educación superior o universitaria, las expectativas cambian dramáticamente con un 57 por ciento poniendo énfasis en la adquisición de conocimiento necesario para el éxito en la vida al término de su carrera.

Casi la totalidad de los padres, el 99 por ciento, quiere una educación universitaria para sus hijos y más de dos tercios espera alcance un postgrado, sentimiento más arraigado entre progenitores con título universitario y con mayores ingresos.

El reporte encontró diferencias regionales. Los padres del Norte del país mostraron más interés que los del Centro en que sus hijos tomen actividades extracurriculares y de que ganen independencia al ingresar a la universidad.

También existen diferentes expectativas entre los padres y las madres. En la escuela primaria, las mamás se preocupan por que adquieran autodisciplina, siendo prioridad del 43 por ciento, mientras que sólo para el 31 por ciento de los padres es relevante.

En la etapa de la preparatoria el 23 por ciento de las madres buscan que tomen actividades extracurriculares y sólo el 13 por ciento de los padres muestran interés por que lo hagan.

Cuando se les presentan diferentes opciones para apoyar a sus hijos financieramente en vida, los padres podrían destinar como ideal el 50 por ciento de sus fondos a la educación. La siguiente prioridad más importante es el apoyo financiero para iniciar un negocio e invertir en fondeo a largo plazo.

Los padres son planeadores de largo plazo cuando se habla de educación, con el 57 por ciento planeando la educación primaria de sus hijos antes de que nacieran o al momento de nacer. Sin embargo, el 54 por ciento se arrepiente de no haber ahorrado antes.

Pasos prácticos para planear la educación de los hijos