Economía

Ecuador impone aranceles a Colombia y Perú 

Para contrarrestar la depreciación monetaria y el derrumbe petrolero en el mercado mundial, el gobierno de Ecuador anunció la imposición de aranceles a los bienes importados de sus socios andinos, Colombia y Perú.
Notimex
21 diciembre 2014 23:59 Última actualización 21 diciembre 2014 23:59
Petróleo

(Bloomberg)

QUITO.- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció la imposición de aranceles a los bienes importados de sus socios andinos, Colombia y Perú, para contrarrestar la depreciación monetaria y el derrumbe petrolero en el mercado mundial.

Correa dijo que la medida deriva de la incapacidad de Ecuador para ajustar el tipo de cambio, debido a que el país está dolarizado, a fin de contrarrestar factores externos como la caída del precio del petróleo y la merma de competitividad de sus exportaciones.

El mandatario ecuatoriano dijo que entre los bienes ecuatorianos más perjudicados destaca la floricultura, que ya resiente los efectos ante la devaluación hasta 40 por ciento de la moneda de Rusia, el principal mercado de la flor ecuatoriana.

“Nos damos cuenta lo importante de tener una moneda nacional y uno de los principales instrumentos para el manejo de la economía que es el tipo de cambio” (para depreciar la moneda), adujo el presidente.

Expuso que el programa de aranceles que diseña su gobierno será útil para que los recursos se transfieran a los exportadores de flores, principales afectados en 2015.

“La OMC (Organización Mundial de Comercio) y la Comunidad Andina imponen límites a los aranceles que podemos poner a nuestros socios comerciales y en este caso a los andinos”, justificó Correa.

Añadió que la medida sería exceptuada sólo “si hay una potencial crisis externa o si tenemos lo que está pasando en los países vecinos, que son grandes depreciaciones” monetarias.

Puso como ejemplo el caso de Colombia, donde, dijo, si devalúa el peso 22 por ciento, Ecuador pondrá el mismo porcentaje de arancel a los productos colombianos que ingresen al país.

Criticó además la negativa de los empresarios ecuatorianos para apoyar el programa de fabricación de cocinas de inducción que reemplazarán a las de gas.

En consecuencia, apuntó que su gobierno facilitará la importación de las cocinas, más aún luego de que los fabricantes le afirmaron “tras bastidores” que desconfían del éxito del programa.

“No dependeremos de la voluntad de ellos; pero si nos demuestran que quieren hacerlo, pararemos la importación”, afirmó.

Dijo que en abril próximo se iniciará la entrega de medio millón de cocinas de inducción a madres beneficiarias del Bono de Desarrollo Humano.