Economía

¿Quieres saber cuántas medallas ganará México? Goldman te lo dice

Hace cuatro años el equipo de economistas del prestigiado Goldman Sachs Group pronosticó con exactitud el medallero de Londres 2012; este año no es la excepción y el banco dio a conocer sus expectativas para Río 2016.
Bloomberg
01 agosto 2016 17:26 Última actualización 03 agosto 2016 17:19
Juegos Olímpicos

(AP)

¿La calidad de las instituciones de un país puede contribuir a pronosticar el éxito en el voleibol de playa?

Goldman Sachs Group piensa que sí.

Hace cuatro años, los economistas del banco trataron de determinar si “las variables macroeconómicas y las relaciones estadísticas” podían pronosticar cantidades de medallas en las Olimpiadas de Londres de 2012.

Terminaron pronosticando a la perfección el total de medallas -65- que ganaron los anfitriones británicos y 10 de los primeros 11 países en las tablas de medallas de oro.

Los economistas de Goldman apuntan este año a repetir ese éxito en las Olimpiadas de este año, que comenzarán en Río de Janeiro esta semana.

Los pronósticos de los economistas tienen en cuenta las condiciones de crecimiento de un país, lo que comprende mediciones del marco político e institucional, así como la cantidad de población y el desempeño olímpico anterior.

Las siguientes son las predicciones de Goldman para 2016:

El equipo hizo ajustes especiales para Rusia –que está siempre entre los principales cinco ganadores de medallas de oro-, dado que no se sabe con certeza como afectara la medida en la participación del país.

Aparte de Rusia, hay pocas sorpresas, excepto tal vez para Brasil. Las 22 medallas que pronostica Goldman representarían el mejor desempeño olímpico que haya tenido el país anfitrión.

Podría ser la recompensa que Brasil necesita luego de su accidentado recorrido para recibir a los atletas del mundo (el aumento de la delincuencia, las emergencias de tuberías y el virus del Zika son apenas algunos de los desafíos, por no hablar de un escándalo político que ha salpicado a miembros de la elite política y empresarial ni del hecho de que la economía experimenta la mayor caída en un siglo).

De todos modos, a pesar de los éxitos pronosticados, los analistas de Goldman también pronosticaron que las Olimpiadas harían muy poco en lo relativo a estimular el crecimiento de Brasil.

Los alrededor 10 mil millones de dólares gastados en infraestructura y logística constituyen una suma demasiado insignificante para generar un impacto en una economía de 1.8 billones, en especial cuando el gasto total en inversión se ha contraído de forma ininterrumpida desde 2014, escribieron los economistas.

“Mientras el país da la bienvenida a miles de atletas y visitantes y alienta a sus atletas locales favoritos, también espera que el espíritu olímpico contribuya a impulsar la economía brasileña y la devuelva al podio reservado a las de mejor desempeño.

"En líneas generales, estimamos que la inversión relacionada con el Mundial de Fútbol y las Olimpiadas fue demasiado pequeña para generar un dividendo o un impulso económico significativo dadas las dimensiones de la economía”.