Economía

Economías desarrolladas dieron los mejores rendimientos; los emergentes sufren

01 febrero 2014 10:9 Última actualización 31 diciembre 2013 5:2

 [Inversionistas dejaron a un lado a mercados emergentes en 2013 / Bloomberg]


 
 
 
 
Clara Zepeda
 
Las bolsas estadounidenses fueron por lejos las protagonistas de este 2013, quienes les entregaron a los inversionistas los mayores retornos del mundo financiero.
 
Sus principales índices accionarios (Nasdaq, Standard & Poor’s y Dow Jones) marcaron varios récords históricos durante el año y lideraron los rendimientos bursátiles a nivel global.
 
En el ranking en dólares en el acumulado del 2013, el Nasdaq registró una ganancia de 37.6 por ciento; le sigue el Nikkei japonés con 29.3 por ciento de rendimiento acumulado en el año; mientras que en el tercer sitio se ubicó el Dow Jones con 26 por ciento de ganancias.
 
Por su parte, el DAX alemán reportó una ganancia acumulada de 20 por ciento, y a pesar de la crisis económica que atraviesa, el Ibex de España cerró con un rendimiento de 16 por ciento en 2013.
 
También la Bolsa de Inglaterra, representada con el FTSE-100, reportó un beneficio a sus inversionistas por 15.9 por ciento.
 
El panorama
 
La Reserva Federal (Fed) anunció sus planes de comenzar a retirar el estímulo cuantitativo en enero, lo que no sólo confirmó que la recuperación en Estados Unidos se afianza, sino que actúa como un imán, sacando capitales desde los mercados emergentes y llevándolos a los desarrollados.
 
Los principales fundamentos de los mercados de renta variable son los resultados corporativos y las cifras macroeconómicas de estos países desarrollados (Estados Unidos, Alemania y Japón). Si bien el crecimiento económico de estos países es débil, pero ascendente. Estas economías altamente afectadas por la crisis financiera internacional podrían estar saliendo del “infierno”.
 
El IMC30, integrado por las empresas de mediana capitalización del mercado accionario mexicano, es uno de los instrumentos mejor posicionados en rentabilidad mundial, al registrar una ganancia en dólares de 12.61 por ciento; mientras que los Cetes a 364, 182, 91 y 28 días ofrecieron retornos en el año más moderados de aproximadamente 4.75, 4.53, 4.08, 3.90 por ciento en esa divisa, en ese orden.
 
El euro y el franco suizo fueron las monedas más airosas en el año, con un repunte de 6.26 y 3.42 por ciento.
 
Este año fue negativo para metales y mercados emergentes. La onza troy de plata se desplomó 35.98 por ciento; mientras que el oro cedió 28.15 por ciento y el centenario 27.43 por ciento.
 
Latinoamérica, castigada
 
La desaceleración de las economías latinas y el inicio del retiro de los estímulos de la Fed, que el mercado comenzó a internalizar a partir de mayo, han mermado los flujos de inversión y el rendimiento de las bolsas de la zona, señalan los expertos.
 
En ese contexto, el 2013 se apresta a cerrar como el peor ejercicio para las divisas latinas desde 2008, repitiéndose la tendencia de ese año cuando las monedas de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, México y Perú se depreciaron hasta 40 por ciento ante el dólar, principalmente en las primeras cuatro economías.