Economía

Economías del G-20 crecerían 5% con políticas contra cambio climático

La OCDE señaló que un paquete de medidas para combatir el cambio climático en las políticas económicas de las naciones que integran el grupo, tendría como efecto un crecimiento económico de 2.8 a 5 por ciento hacia 2050.
El plan busca recortar las emisiones de dióxido de carbono del sector eléctrico un 32 por ciento en 2030 respecto a los niveles de 2005. (AP)

El plan busca recortar las emisiones de dióxido de carbono del sector eléctrico un 32 por ciento en 2030 respecto a los niveles de 2005. (AP)

Si los 20 países más industrializados integran medidas para evitar el daño climático a sus políticas económicas, el efecto sería alcanzar un crecimiento cercano al 5 por ciento hacia el 2050 y en el corto plazo añadiría 1 punto porcentual al PIB de este grupo hacia el 2021, señala un reporte de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

Integrar medidas para enfrentar el cambio climático a las políticas económicas de los gobiernos conduce a un crecimiento fuerte e inclusivo

"Por lo que hoy más que nunca se requiere de la colaboración entre las naciones para alcanzar el crecimiento global sostenible, destacó José Angel Gurría, secretario general de la OCDE en el marco de la Cumbre de Hamburgo del G-20.

"¿De qué otra manera se puede abordar temas globales como el comercio, migración, cambio climático y economía digital si no es a través de una cooperación internacional más estrecha?", dijo.

La OCDE
Expone a los gobiernos que perseguir una política integrada que combine acciones climáticas con iniciativas fiscales y reformas estructurales, permite alcanzar un fuerte e inclusivo crecimiento.

A pesar de la decisión de los Estados Unidos de retirarse del Acuerdo de París, los otros 19 países del G20 reafirmaron y declararon irreversible su compromiso de luchar contra el cambio climático y según el informe "Invertir en el clima, Invertir en el crecimiento", la integración de medidas para hacer frente al cambio climático en la política económica regular tendrá un impacto positivo en el crecimiento.

La OCDE percibe el potencial de incrementar la producción de largo plazo hasta en 2.8 por ciento en promedio entre los países del G-20 en el año 2050 si se diseña un paquete de políticas compatibles con el medio ambiente pero el efecto neto aumenta a casi 5 por ciento. En el corto plazo el impacto en el crecimiento también es positivo con un potencial de un efecto neto en el PIB cercano al 1 por ciento para las economías de este grupo hacia el 2021.