Economía

Economía informal, más grande que la formal: SAT

Aristóteles Núñez Sánchez, jefe del SAT, enfatizó que se necesita que todos facturen para poder equilibrar la carga tributaria, ya que el que factura acumula ingresos, y si acumula ingresos, debe pagar impuestos.
Marcela Ojeda
04 abril 2014 18:18 Última actualización 04 abril 2014 18:18
Etiquetas
Régimen de incorporación fiscal, el reto del SAT: Núñez

Régimen de incorporación fiscal, el reto del SAT: Núñez

CIUDAD DE MÉXICO.- México tiene 118 millones de habitantes, y conforme al último reporte de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 29.6 millones están insertos en la economía informal.

Tenemos más informales que formales subrayó el Jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez, quien por otra parte destacó que los contribuyentes cautivos suman 26 millones de asalariados.

“Son aquéllos a los que cada quince días, con el pago de su nómina, se les retiene su Impuesto Sobre la Renta (ISR), que mensualmente es entregado por sus patrones, y que el año pasado contribuyeron con 401 mil millones de pesos”, agregó Núñez Sánchez.

Durante su intervención en las “Jornadas sobre la Reforma Hacendaria” que este viernes se realizó en la ciudad de Puebla, con el tema del nuevo Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), el Jefe del SAT subrayó que el RIF es opcional, porque el obligatorio es el Régimen General. “No está a discusión pagar impuestos ni aplicar la ley.

Está en un acto deliberativo de quien se encuentra hoy en las condiciones de ser persona física que vende mercancías, que presta servicios y tiene ingresos hasta de 2 millones de pesos, decidir entrar a un régimen como el RIF”, enfatizó.

Dijo que antes, quienes estaban en el Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repeco) –y que automáticamente pasaron al RIF--, no podían facturar, ni tener Terminal Punto de Venta (TPV); venta de tiempo aire, ni acceder a vender a una persona que le pedía factura, porque tenía una cuota fija.

Núñez Sánchez enfatizó que se necesita que todos facturen para poder equilibrar la carga tributaria, ya que el que factura acumula ingresos, y si acumula ingresos, debe pagar impuestos.

Agregó que a la sociedad le conviene pedir factura para que quien vende, pague sus impuestos, porque si él no los paga, el que es cautivo los tiene que pagar.

“Nos conviene pedir factura y sujetarnos a un orden. El otro escenario es seguir como estábamos antes, y que cada quien asuma las consecuencias de sus decisiones”, manifestó.