Economía

Economía de Japón se contrae 1.6% en el 2T15

La caída se suma a las señales de que la economía japonesa se encuentra estancada y podría reavivar las expectativas del mercado de que el banco central aumentará el estímulo monetario.
Reuters
16 agosto 2015 19:44 Última actualización 16 agosto 2015 19:44
japon

(Bloomberg)

TOKIO.- La economía de Japón se contrajo a una tasa anualizada de 1.6 por ciento en el período abril-junio, debido a una fuerte caída en las exportaciones y a que los consumidores redujeron su gasto, en un mal augurio para la política del primer ministro Shinzo Abe que busca sacar al país de décadas de deflación.

La desaceleración económica de China y su impacto sobre los socios asiáticos también ha aumentado la posibilidad de que un repunte en el crecimiento en el período julio-septiembre sea modesto, dijeron analistas.

El débil dato se suma a las señales de que la economía japonesa se encuentra estancada y podría reavivar las expectativas del mercado de que el Banco de Japón aumentará el estímulo monetario este año.

La contracción se compara con la mediana de las estimaciones de una caída del 1.9 por ciento en un sondeo de Reuters entre economistas. Siguió a una revisada expansión de un 4.5 por ciento en el primer trimestre, mostraron el lunes las cifras de la Oficina de Gabinete.

El consumo privado, que representa casi el 60 por ciento de la actividad económica, retrocedió un 0.8 por ciento en el segundo trimestre frente al período previo, el doble del ritmo esperado por los analistas.

Fue el primer declive desde el trimestre abril-junio del 2014, cuando un incremento en el impuesto a las ventas golpeó al consumo, ya que las familias gastaron menos en aire acondicionado, vestimenta y computadores personales, dijo un funcionario de Gobierno a periodistas.

La demanda externa redujo 0.3 puntos porcentuales del crecimiento ya que las exportaciones a Asia y Estados Unidos se hundieron, mostraron los datos.

Muchos analistas dijeron que el débil dato de PIB del segundo trimestre no generará un alivio monetario inmediato.

Pero los economistas ya han recortado fuertemente sus proyecciones de crecimiento para el actual año fiscal y espera que el Banco de Japón expanda aún más la política monetaria cuando revise sus proyecciones de largo plazo en octubre.

La economía japonesa sufrió una leve recesión el año pasado después de que el consumo fue golpeado por el alza de impuesto a las ventas en abril del 2014. El crecimiento repuntó este año, sólo para desacelerarse nuevamente a medida que las exportaciones y el consumo se mantuvieron decepcionantemente débiles.