Economía

E-factura, aliada de SHCP para control de los recursos estatales

A partir del próximo 1 de noviembre, todas las entidades tendrán la obligación de emitir facturas electrónicas por los ingresos que reciban en general, pero también traerá beneficios para las empresas; podrán deducir de impuestos pagos como tenencia o predial. 
Zenyazen Flores
24 julio 2017 0:18 Última actualización 24 julio 2017 5:5
SAT

(Foto: cortesía).

La Secretaría de Hacienda (SHCP) usará a partir del 2018 las facturas electrónicas (CFDIs) que emitan las entidades por ingresos de servicios como predial o tenencia vehicular para determinar las participaciones federales, al considerar que los certificados digitales son una evidencia mucho más clara del origen de los recursos.

De acuerdo con la dependencia, a los estados les ha ido bien en cuestión de ingresos que reciben de la Federación, ya que en lo que va de la actual administración la tasa de crecimiento real de las participaciones ha sido de 5.3 por ciento promedio por año.

Entre enero y junio de 2017, las entidades recibieron 410 mil 955 millones de pesos.

A partir del próximo 1 de noviembre, todas las entidades tendrán la obligación de emitir facturas electrónicas por los ingresos que reciban en general, pero de manera especial deberán emitir comprobantes fiscales por servicios como predial, agua, licencia de conducir y tenencia vehicular.

Lo anterior porque el próximo año se usarán los documentos como una evidencia para cruzar información sobre los ingresos y las participaciones federales que reciban las entidades y sus municipios, adelantó Adrián Guarneros, administrador general de Servicios al Contribuyente del Servicio de Administración Tributaria (SAT). 

FOCOS
Control: Según el SAT, alrededor de 2 mil 400 municipios han emitido facturas digitales, pero no lo hacen para todos los servicios.

Derrama: Casi 30% del presupuesto del país se va a estados y municipios por la vía de aportaciones y participaciones.

Oportunidad: En México se recauda 0.31% del PIB en predial, esto es casi una sexta parte de lo que se recibe por este impuesto en la OCDE.

Demanda de la sociedad

El funcionario explicó que el uso de ese tipo de factura surge como una necesidad en dos sentidos: la primera porque era una demanda de la sociedad al ver que ya se tiene un sistema electrónico a través del cual se pueden recibir comprobantes del sector privado, pero que no sucedía así en el caso de varias fuentes de ingresos del sector público.

Y la segunda razón está relacionada con el cálculo de las participaciones que reciben cada año los estados como parte de los recursos federales que se les entregan.

“Para determinar las participaciones se requiere tener un registro de los ingresos propios, y estos se obtienen hoy a partir de las cuentas públicas, a partir de 2018 también se van a usar como referencia los CFDIs de ingresos como una evidencia mucho más sustantiva y más clara de este tipo de información”, señaló.

Consultado sobre si en 2018 comenzaría a aplicar este mecanismo para efecto de las participaciones, Guarneros dijo a El Financiero que “estamos definiendo cómo va a ser la forma de aplicación del mecanismo”.

Indicó que además del uso para determinar las participaciones, la emisión de la factura electrónica traerá beneficios sobre todo para las empresas, ya que podrán deducir de impuestos los pagos que hacen por servicios como la tenencia vehicular o predial.

“Hoy cuando una persona física gasta en algún impuesto o derecho de comprobación fiscal no es con una factura y ahora sí podrá ser con factura estandarizada digital, en el caso de una persona moral o empresa sí son servicios que podrán ser deducibles”, expuso.