Economía

¿Dónde quedaron los recortes anunciados en 2016?

Para un mejor sostenimiento de las finanzas públicas, es necesario reducir el gasto público, estima el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado.
Leticia Hernández Morón
05 febrero 2017 16:32 Última actualización 05 febrero 2017 16:32
ME peso ahogado. (Especial)

Al cierre del 2016, el gasto público ascendió a 5 mil 343.8 mil millones de pesos. (Especial)

Las finanzas públicas al cierre del 2016 no muestran la aplicación de los recortes anunciados a lo largo del año para contrarrestar la caída en los precios del petróleo; tal parece que los mayores ingresos generados sobre todo por la recaudación de impuestos, ayudaron a que no se aplicaran, expone el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

“Es preocupante que los ingresos adicionales se traduzcan en mayor gasto”, advierte el centro en su análisis semanal y destaca la necesidad de mayores esfuerzos para reducir el gasto público y hacerlo más eficiente como medidas indispensables para lograr que las finanzas sean sustentables en el mediano y largo plazos, sobre todo cuando se prevén varios años con un ritmo de crecimiento reducido y un entorno internacional complejo.

Según los datos publicados por la Secretaría de Hacienda en materia de finanzas públicas en el cuarto trimestre del 2016, se cumplieron las metas establecidas con mayores ingresos, gasto e incluso en el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público.

“Sin embargo los recortes anunciados para el año por 164 mil millones de pesos, que también contribuirían a cumplir la meta de balance, las cifras no muestran señales de su instrumentación”, expone el análisis del centro de estudios del sector privado.

Al cierre del 2016 el gasto público ascendió a 5,343.8 mil millones de pesos, monto superior en 579.9 mil millones de pesos a lo que había aprobado el Congreso. Incluso si de esta cifra se excluye la aportación patrimonial a Pemex y a la CFE por 160.7 mil y 161.1 mil millones de pesos, respectivamente, así como los 70.0 mil millones de pesos de aportaciones al Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios con recursos del remanente de operación del Banco de México, el gasto del sector público habría sido mayor en 188.7 mil millones de pesos a lo presupuestado.

“Aun excluyendo los gastos adicionales de los rubros de participaciones y costo financiero, que suman cerca de 26 mil millones de pesos, la diferencia de 163 mil millones de pesos sigue apareciendo como un incremento aún no explicado. Esto es preocupante si se considera que la salud de las finanzas públicas es un factor fundamental para fortalecer la estabilidad macroeconómica”, advierte el organismo.