Economía

Dólar se resiste a caer, cierra en 12.152 pesos

12 febrero 2014 4:50 Última actualización 29 abril 2013 14:36

[Arturo Monroy/El Financiero] El peso quedar prácticamente sin cambio con respecto al cierre del pasado viernes. 


Esteban Rojas H
 
En una sesión volátil, el peso no pudo sostener sus ganancias matutinas impulsadas por datos favorables publicados en el principal socio comercial de nuestro país. Este comportamiento pudiera ser una señal de cierta pérdida de impulso, lo que refuerza la conformación de un piso clave alrededor de 12.0 unidades.
 
En operaciones de mayoreo, el dólar cerró el lunes en 12.152 unidades a la venta, lo que significó para el peso quedar prácticamente sin cambio con respecto al cierre del pasado viernes, de acuerdo a cifras reportadas por el Banco de México.
 
Al inicio de la semana, en operaciones intradía, el tipo de cambio llegó a alcanzar una cotización mínima en 12.1048 y una máxima en 12.175 pesos.
 
El optimismo inicial, provocado por reportes favorables en Estados Unidos sobre el gasto y el sector inmobiliario, no se logró sostener, entre otras cosas por la postura defensiva inducida por el débil desempeño de los precios de las acciones en la Bolsa Mexicana de Valores.
 
En la presente semana, será importante estar pendientes de la reunión del Banco Central Europeo (BCE), para poder determinar su posible incidencia sobre el comportamiento del peso.
 
El avance en materia de inflación y el anémico crecimiento económico dominante en el Viejo Continente, hacen crecer la posibilidad de que el jueves el BCE pueda anunciar una baja en su tasa de referencia, en por lo menos un cuarto de punto.
 
Una mayor flexibilización en la política monetaria en Europa, seguirá abonando a las condiciones para que los flujos de capital busquen mejores rendimientos en países como México.
 
Una fortaleza del peso impulsada por flujos de capital de portafolio lo puede alejar más de los fundamentales positivos de la economía mexicana, lo que derivaría en una pérdida de competitividad, en momento de un débil desempeño de la economía norteamericana.
 
Aunque los dados están cargados para que el BCE anuncio una flexibilización en su política monetaria, al parecer esta situación no está descontada del todo. Sobre todo llamó la atención el hecho del moderado avance del euro al inicio de la semana, con lo que se mantuvo por arriba de la barrera de 1.30 dólares.
 
En el caso del yen oscilo el lunes alrededor de 98.0 unidades, lo que confirma la formación de un periodo de congestionamiento que valide los niveles alcanzados, antes de intentar desafiar la barrera psicológica de la 100.0 unidades.