Economía

Dólar rompe a la baja barrera de 12.35 pesos

12 febrero 2014 5:5 Última actualización 26 marzo 2013 14:56

[Bloomberg] El dólar con liquidación a 48 horas, cerró en su menor cotización desde septiembre del 2011. 


 
Esteban Rojas H
 
La velocidad de apreciación del peso se ha visto suavizada, pero eso no ha evitó que en la jornada del martes haya establecido una nueva marca no vista en cerca de 19 meses.
 
El dólar con liquidación a 48 horas, cerró en 12.3467 unidades a la venta, su menor cotización desde el primero de septiembre del 2011, lo que implicó para el peso una marginal ganancia de 1.02 centavos, equivalente a 0.08%.
 
El peso se contagio de la compra de activos de mayor riesgo como las acciones, en respuesta a la existencia de cierta tranquilidad en Europa por el acuerdo alcanzado para evitar la bancarrota en Chipre y por datos económicos mixtos reportados en los Estados Unidos.
 
En lo interno, el ánimo de los participantes se vio influido por la noticia de que las reservas internacionales de nuestro país registraron su tercer máximo del año, al ubicarse en 165,820 millones de dólares (mdd), al pasado 22 de marzo.
 
En otro frente, el euro mostró pocos cambios frente al dólar, aunque permaneció cerca de mínimos de cuatros meses. La moneda única logro estabilizarse a pesar de los temores de que un esquema de salvamento utilizado en Chipre pueda extenderse a otras naciones con problemas.
 
Por primera vez, en Europa un plan de ayuda incluye el aporte de los depositantes en los bancos, lo que contrasta con la estrategia anterior, en donde los costos eran cargados a los contribuyentes.
 
El cambio en la estrategia y el temor en que se pueda extender a otras naciones europeas, puede contribuir al cambio en los flujos de capital hacia lugares en donde se combine un buen rendimiento con una mayor estabilidad económica y financiera.
 
Otra de las lecciones para las inversiones en instituciones bancarias en épocas de crisis, es la de estar enterados de la existencia de los seguros para los depósitos, de su monto y de los instrumentos cubiertos.
 
Las condiciones externas, pueden favorecer a naciones como México, al presentar condiciones competitivas para los capitales del exterior.
 
En cuanto al yen, este presentó un moderado retroceso, al existir una menor demanda por activos de refugio y a la espera de que pronto el Banco Central de Japón pueda anunciar nuevas medidas de estimulo monetario.
 
Finalmente, en la última jornada hábil de la semana en nuestro país, el peso podría estar sometido a una prueba de fuego, con la publicación de las cifras de la balanza comercial a febrero. De seguir la desaceleración en las ventas al exterior, deberían de prenderse los focos amarillos para las autoridades.