Economía

Dólar pone a prueba barrera psicológica de 13 pesos; cierra en $13.055

01 febrero 2014 8:23 Última actualización 05 diciembre 2013 13:50

[Los temores en torno a la política de la Fed no se reflejaron en una apreciación del dólar. / Bloomberg]  


 
  
Esteban Rojas H
 
El tipo de cambio intentó romper a la baja la barrera de las 13.00 unidades, pero al final no tuvo la fuerza suficiente para lograrlo, pues aunque al inicio de las operaciones se notó una postura más optimista, el nerviosismo siguió predominando en el mercado cambiario nacional. 
 
 
En operaciones de mayoreo, el dólar cerró el jueves en 13.055 unidades a la venta, sin cambio con respecto a la jornada anterior, de acuerdo con datos publicados por el Banco de México.
 
 
En la jornada, el tipo de cambio registró una cotización mínima en 12.9935 y una máxima de 13.08 pesos.
 
 
La moneda nacional cortó una racha ganadora de dos sesiones, en donde había acumulado una ganancia de 1.18 por ciento.
 
 
En el plano nacional, sigue existiendo cierta expectativa porque se logre aprobar la reforma energética en este periodo ordinario de sesiones en el Congreso, la cual podría ser un importante detonador de las inversiones y, por lo tanto, del ingreso de flujos de capitales del exterior.
 
 
En lo internacional, se observó un comportamiento débil del dólar, situación que no pudo ser aprovechada por el peso.
 
 
El billete verde retrocedió 0.35 por ciento frente a una canasta de seis divisas referenciales.
 
 
Los datos económicos fuertes, sobre todo en materia de revisión al alza del PIB de los Estados Unidos y de la reducción de las solicitudes por seguro de desempleo, siguen apuntando a un cada vez más cercano cambio en la política monetaria de la Reserva Federal.
 
 
Los temores en torno a la Fed no se reflejaron en una apreciación del dólar, como sería de esperarse, quizá porque los participantes del mercado prefieren esperar a los datos de empleo que serán publicados el viernes por la mañana.
 
 
El euro y la libra esterlina se vieron favorecidos por la decisión del Banco Central Europeo y del Banco Central del Reino Unidos de dejar sin cambio su tasa de referencia en el mínimo histórico de 0.25 y 0.50 por ciento, en cada caso.
 
 
En tanto que el yen mostró también un comportamiento positivo, no obstante que predominaron dudas en torno a la efectividad del nuevo paquete de estímulos monetarios anunciado por el gobierno japonés por un monto de 182 mil millones de dólares.