Economía

Dólar, pone a prueba barrera psicológica de 12.30 pesos

12 febrero 2014 4:47 Última actualización 04 abril 2013 13:50

 [Bloomberg] La señales de que continuará la existencia de una fuerte liquidez en los mercados, impulso de nueva cuenta al peso frente al dólar.   



Esteban Rojas H
 
La señales de que continuará la existencia de una fuerte liquidez en los mercados, impulso de nueva cuenta al peso frente al dólar, aunque su avance se vio limitado por un decepcionate dato en materia laboral, publicado en los Estados Unidos. Con el euro, la moneda nacional acumuló nueve sesiones consecutivas por debajo de 16.0 unidades.

En operaciones de mayoreo, el dólar cerró el jueves en 12.3207 unidades a la venta, de acuerdo a datos del Banco de México. En el día, el peso ganó 2.28 centavos, equivalente a 0.18%. Durante la jornada se registró una cotización máxima en 12.3513 y una mínima de 12.2995 unidades.

El tipo de cambio está intentando consolidar dentro de un rango estrecho ubicado entre 12.25 y 12.35 pesos, antes de definir su siguiente movimiento, todavía ubicado dentro del ciclo de apreciación de la moneda nacional.

Los participantes de los mercados enfrentaron un panorama de luces y sombras, derivado de las decisiones de política monetaria de algunos bancos centrales.

El Banco de Japón cumplió con la expectativa de aplicar para estímulos monetarios, mediante la compra de bonos.

La mayor liquidez que inyectará el banco de la ahora tercera economía del mundo, hizo retroceder al yen, al superar la barrera de las 96.0 unidades.

Posiblemente, el yen pueda recuperar algo de terreno que le permita consolidar, antes de intentar a desafiar las 100.0 unidades.

En el frente europeo, los mercados se sintieron un tanto decepcionados por la tibieza de las autoridades monetarias, al mantenerla sin cambios. Esta situación llevó al euro a recuperar terreno al cotizar de nueva cuenta por arriba de 1.29 dólares.

Cabe destacar que la relación del peso con el euro se mantiene por debajo de la barrera de 16.0 unidades, aunque alejado de su mejor momento del año, cuando llegó a cotizar en alrededor de 15.7322 unidades.

La inacción del Banco Central del Reino Unido también ocasionó que algunos participantes tomaron de nueva cuenta posiciones en la libra esterlina, empujándola al alza con respecto al dólar.

Tanto en el caso del euro y de la libra, es posible que su recuperación se pueda ver limitada todavía, dado los persistentes problemas derivados del excesivo endeudamiento y del lento crecimiento de la economía en la región.