Economía

Dólar gana terreno; tipo de cambio cierra en 12.859 pesos

12 febrero 2014 4:20 Última actualización 17 junio 2013 14:21

[Bloomberg] 


 
Esteban Rojas H
 
El inicio de semana no fue bueno para el peso. Los participantes en el mercado cambiario prefirieron adoptar una postura defensiva, previo a la decisión de la Reserva Federal, lo que contrastó con el optimismo observado en el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores.
 
En el mercado de mayoreo, el dólar cerró este lunes 17 de junio en 12.859 unidades a la venta, lo que implicó para el peso un retroceso 16.61 centavos, semejante a 1.31%. Esta variación significa el segundo peor comportamiento del peso en lo que va del año.
 
La volatilidad en el mercado se incrementó. El diferencial entre la compra y la venta  fue de 17.57 centavos, mayor al 12.11 del viernes 14 de junio.
 
En operaciones de ventanilla o menudeo, el billete el verde se volvió a colocar por arriba de la barrera de los 13.0 pesos.
 
En los últimos días, el tipo de cambio del peso con el dólar ha oscilado dentro de un rango de 12.97 y 12.60 unidades, situación que se podría mantener hasta el comunicado de la Reserva Federal, programado para el miércoles.
 
En la jornada, existieron pocos datos que le pudieran dar dirección al tipo de cambio.
 
Por la mañana, el peso encontró algo de apoyo en un dato del sector manufacturero de Estados Unidos.
 
El índice "Empire State" sobre las condiciones generales de negocios que elabora la Fed de Nueva York se ubicó en 7.84 durante junio desde -1,43 en mayo. Este indicador fue por arriba de lo esperado por el mercado.
 
Cabe destacar que una lectura del indicador de la Fed de Nueva York por arriba de cero indica expansión.
 
Sin embargo, el entusiasmo se fue diluyendo conforme avanzo la jornada, dado que algunos componentes del índice fueron menos alentadores, debido a que los nuevos pedidos se contrajeron más y los indicadores de empleo se debilitaron.
 
En otro frente, los rendimientos de los bonos del Tesoro norteamericano subieron moderadamente, lo que también contribuyó a restar competitividad a las inversiones en pesos.
 
En el plano internacional, un signo de confianza prevaleciente fue el retroceso del yen frente al dólar, al acercarse a las 95 unidades. En tanto que el euro se mantuvo cerca de sus máximos de alrededor de 3.5 años.