Economía

Dólar, en nuevo mínimo frente al peso en más de 18 meses

12 febrero 2014 5:4 Última actualización 20 marzo 2013 15:11

[Bloomberg] Cierra en 12.3779 unidades a la venta, de acuerdo a cifras reportadas por el Banco de México. 


Esteban Rojas H


El miércoles, la corriente compradora a favor del peso se acentúo, después de conocer que la Reserva Federal de los Estados Unidos continuaría aplicando su política de estímulos monetarios sin cambios por un tiempo prolongado. Esta decisión, es un factor que contribuirá a seguir inundado de dólares baratos al mercado, parte de los cuales se podrían dirigir a países como México.

El dólar, en operaciones de mayoreo, se hundió a mínimos no vistos desde principios de septiembre del 2011, al cerrar en 12.3779 unidades a la venta, de acuerdo a cifras reportadas por el Banco de México. En el día, el peso ganó 7.25 centavos, equivalente a 0.58%.

En la jornada, el tipo de cambio registró una cotización mínima en 12.4047 y una máxima en 12.3439 pesos.

Las apuestas a favor del peso se dispararon después de conocer que la Reserva Federal decidió mantener sin cambio su tasa de referencia en el rango de 0.0 a 0.25%, lo que todavía mantiene un diferencial atractivo a favor de nuestro país.

Adicionalmente, la Fed continuará con su política de estímulos monetarios, dentro de los cuales destaca la compra de bonos por el equivalente de 85,000 dólares mensuales.

La política de la Fed tendrá como efecto colateral, entre otros, la posibilidad de que algunos de los recursos se dirijan a la compra de valores de deuda de otras naciones como México, lo que puede generar presiones para que las monedas se aprecien.

En nuestro país, la caída en las tasas de interés ha suavizado el efecto que ha traído la entrada de flujos de capitales provenientes del exterior y dirigidos al mercado de deuda gubernamental. Sin embargo, las tasas de interés pueden ser insuficientes para detener una fortaleza excesiva del peso.

Las reformas estructurales aprobadas y las que se encuentran en proceso de negociación, pueden llevar a una mejoría en la calificación soberana de la deuda de de México, lo que traería como consecuencia una mejor relación entre riesgo y rendimiento. Ello reforzaría la confianza en el peso, reforzando su proceso de apreciación.

En el corto plazo, las luces amarillas se podrían prender en dado caso de que el tipo de cambio del peso con el dólar pueda romper a la baja el soporte ubicado en 12.28 unidades.

De suceder lo anterior, no se debería de descartar que la autoridad cambiaria pudiera reactivar el mecanismo de la compra de dólares, vía la venta de opciones, como ya ha sucedido en ocasiones anteriores, sin alterar para nada el esquema de libre flotación.
 
800x600 Normal 0 21 false false false ES-MX X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4
Dólar en nuevo mínimo frente al peso en más de18 meses    
Esteban Rojas H
 
El miércoles, la corriente compradora a favor del peso se acentúo, después de conocer que la Reserva Federal de los Estados Unidos continuaría aplicando su política de estímulos monetarios sin cambios por un tiempo prolongado. Esta decisión, es un factor que contribuirá a seguir inundado de dólares baratos al mercado, parte de los cuales se podrían dirigir a países como México.
El dólar, en operaciones de mayoreo, se hundió a mínimos no vistos desde principios de septiembre del 2011, al cerrar en 12.3779 unidades a la venta, de acuerdo a cifras reportadas por el Banco de México. En el día, el peso ganó 7.25 centavos, equivalente a 0.58 por ciento.
En la jornada, el tipo de cambio registró una cotización mínima en 12.4047 y una máxima en 12.3439 pesos.
Las apuestas a favor del peso se dispararon después de conocer que la Reserva Federal decidió mantener sin cambio su tasa de referencia en el rango de 0.0 a 0.25 por ciento, lo que todavía mantiene un diferencial atractivo a favor de nuestro país.
Adicionalmente, la Fed continuará con su política de estímulos monetarios, dentro de los cuales destaca la compra de bonos por el equivalente de 85 mil dólares mensuales.
La política de la Fed tendrá como efecto colateral, entre otros, la posibilidad de que algunos de los recursos se dirijan a la compra de valores de deuda de otras naciones como México, lo que puede generar presiones para que las monedas se aprecien.
En nuestro país, la caída en las tasas de interés ha suavizado el efecto que ha traído la entrada de flujos de capitales provenientes del exterior y dirigidos al mercado de deuda gubernamental. Sin embargo, las tasas de interés pueden ser insuficientes para detener una fortaleza excesiva del peso.
Las reformas estructurales aprobadas y las que se encuentran en proceso de negociación, pueden llevar a una mejoría en la calificación soberana de la deuda de de México, lo que traería como consecuencia una mejor relación entre riesgo y rendimiento. Ello reforzaría la confianza en el peso, reforzando su proceso de apreciación.
En el corto plazo, las luces amarillas se podrían prender en dado caso de que el tipo de cambio del peso con el dólar pueda romper a la baja el soporte ubicado en 12.28 unidades.
De suceder lo anterior, no se debería de descartar que la autoridad cambiaria pudiera reactivar el mecanismo de la compra de dólares, vía la venta de opciones, como ya ha sucedido en ocasiones anteriores, sin alterar para nada el esquema de libre flotación.