Economía

Dólar cierra a $13.114, su menor nivel en dos semanas

10 febrero 2014 4:37 Última actualización 09 septiembre 2013 13:58

[El dólar cayó 0.65 por ciento frente a una canasta de seis divisas referenciales. / Bloomberg / Archivo ]  


 
Esteban Rojas
 
 
En operaciones de mayoreo, el dólar cerró el lunes en 13.114 unidades a la venta, lo que representó su menor nivel en dos semanas, mientras que durante la jornada, el peso registró una ganancia de 8.25 centavos, es decir, 0.63 por ciento.
 
El entorno externo positivo, caracterizado sobre todo por una caída del dólar, posibilitó al peso contrarrestar los efectos negativos provenientes de la baja de la tasa de interés de referencia por parte del Banco de México y de una propuesta de reforma fiscal menos amplia de lo esperado.

La moneda nacional hiló dos sesiones en terreno positivo, acumulando un avance de 2.14 por ciento.

El dólar experimentó un fuerte revés en el mercado internacional, ante el enfriamiento de las expectativas de un posible cambio en la política monetaria de la Reserva Federal.

El billete verde cayó 0.65 por ciento frente a una canasta de seis divisas referenciales, coyuntura que también fue aprovechada por los participantes del mercado nacional para incrementar sus posiciones en pesos.

En lo internacional, también se vieron disminuidos los temores por un conflicto armado en Siria.

La calma observada en el contexto externo pude ser pasajera, pero por el momento ayudó a incrementar la demanda de activos de mayor riesgo.

En la jornada, destacó la caída del yen, al acercarse a la barrera de las 100 unidades, después de conocerse que Tokio realizará los Juegos Olímpicos del 2020 y de la revisión al alza del PIB del segundo trimestre.

La mejoría en la actividad económica en Japón genera menos presiones devaluatorias sobre el yen, por lo que es probable que el máximo intradía de 103.73, alcanzado el 22 de mayo del presente año, sea respetado en un buen tiempo.

En la zona euro, las cifras económicas mejores a lo esperado le dieron apoyo a la moneda única, aunque sin poner a prueba ningún parámetro técnico relevante.

La corriente internacional favorable logó neutralizar la menor competitividad de las inversiones en pesos, provenientes de la baja en las tasas de interés, inducidas por la aplicación de una política monetaria más flexible por parte del Banco de México.

El tipo de cambio presenta un soporte relativamente sólido en 12.93 pesos por dólar y una resistencia en 13.47 pesos.