Economía

Dólar caro favorece envíos de remesas

De acuerdo con el Observatorio de la Industria de las Remesas, en el año pasado las remesas enviadas a México se elevaron 4.8%, para situarse en 24 mil 771 millones de dólares, lo que representó el 36.3% del total de flujos enviados hacia Latinoamérica.
Leticia Hernández
16 febrero 2016 22:48 Última actualización 17 febrero 2016 8:12
ME. Grandes ganadores: receptores de remesas.

ME. Grandes ganadores: receptores de remesas.

En 2015 las remesas enviadas a México crecieron 4.8 por ciento a 24 mil 771 millones de dólares, representando el 36.3 por ciento del total de flujos enviados hacia Latinoamérica, según el último reporte de El Observatorio de la Industria de las Remesas (RIO, por sus siglas en inglés), un proyecto de The Dialogue Leadership for the Americas.

“Las remesas hacia México han estado creciendo durante los últimos tres años y este comportamiento está relacionado con el incremento en la frecuencia del envío, las fluctuaciones cambiarias y la continua migración”, señala Manuel Orozco, alto miembro del Diálogo Interamericano y director del Programa de Migración, Remesas y Desarrollo.

Sobre los patrones de envío indicó que no ha habido un cambio significativo en el monto promedio de las transacciones, sino que mientras más dinero se tiene disponible, las personas tienden a mandar más seguido, en lugar de incrementar el monto enviado.

El estudio detectó que una disminución en la tasa de desempleo entre latinos en Estados Unidos, en donde los mexicanos son la mayoría, que podría significar un incremento en remesas. Sin embargo, una depreciación del peso mexicano podría invitar a más transacciones.

“Incrementos en el crecimiento de las remesas están asociados con el mayor crecimiento de las transacciones, las cuales están influenciadas tanto por la paridad cambiaria y por la caída en la tasa de desempleo de los latinos en Estados Unidos”, apuntó el especialista durante la conferencia transmitida vía web desde Washington DC.

El costo del envío de remesas a México se ubica entre los menos caros y acorde con la tendencia global, ha venido descendiendo año con año. De un costo equivalente al 8.8 por ciento del total del monto enviado en 2001 hasta 4.9 por ciento en 2015, según datos del reporte “Los Costos de Enviar Dinero a Latinoamérica y el Caribe”, desarrollado también por el Diálogo Interamericano.

En 2015, las remesas hacia Latinoamérica sobrepasaron los 65 mil millones de dólares con un incremento de seis por ciento, impulsadas principalmente por países que experimentan violencia, conflictos o una pobre gobernabilidad, como Guatemala y Honduras.