Economía

Director de BPA es arrestado bajo sospecha de lavado de dinero

El director general de Banca Privada d'Andorra fue arrestado, tras alegaciones de EU, bajo sospecha de lavar dinero para grupos de China, Rusia y Venezuela. Se presume la institución financiera desvió 2 mil millones de dólares de la estatal Petróleos de Venezuela
14 marzo 2015 11:39 Última actualización 14 marzo 2015 12:23
Banca Andorra

(www.bpa.ad)

El director general de Banca Privada d'Andorra fue arrestado bajo sospecha de lavado de dinero tras alegaciones de Estados Unidos de que la institución blanqueó dinero de grupos de China, Rusia y Venezuela, informó el sábado la policía andorrana.

El Departamento del Tesoro dijo que directivos de Banca Privada d'Andorra (BPA) ayudaron a lavar dinero, incluidos 2 mil millones de dólares supuestamente desviados de la estatal Petróleos de Venezuela SA.

Agregó que un directivo de alto nivel no identificado de BPA aceptó "comisiones exorbitantes" para crear compañías pantalla que ayudaran a lavar el dinero de la empresa venezolana.

Otros dos administradores de BPA, tampoco identificados, fueron acusados por el Departamento del Tesoro, de ayudar a dos rusos y un chino —arrestados en España antes de la comunicación del Tesoro— de lavado de dinero.

El Tesoro también alegó que el banco lavó dinero para "numerosos" empresarios españoles.

Joan Pau Miquel Prats, jefe de BPA, fue arrestado el viernes ya tarde y quedará detenido durante el fin de semana hasta que sea presentado a un tribunal, probablemente el lunes, dijo un portavoz policial, quien habló a condición de no ser identificado.

El arresto ocurrió cuatro días después que BPA fue identificada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos como una "entidad primaria de lavado de dinero", lo que significa que pudiera perder el acceso al sistema financiero estadounidense.

Andorra suspendió el jueves a la junta de BPA y a tres miembros de su equipo directivo tras intervenir el banco y nombrar administradores temporales.

España y Panamá también también hicieron ajustes en las unidades del banco en sus países, y la junta de directores de la filial española renunció.

La firma Standard & Poor's redujo la calificación de crédito de Andorra el viernes y Fitch Ratings bajó la de BPA.

La agencia financiera de Andorra dijo esta semana que la intervención de BPA tenía por fin preservar "la estabilidad de la entidad y sus operaciones".

El viernes pasado, la agencia dijo que se habían retrasado transacciones después de la intervención del gobierno, pero prometió que se realizarán el lunes.

Andorra, un territorio en los Pirineos entre España y Francia, tiene 85.000 habitantes y es en lugar popular para esquiar, ir de compras y para servicios bancarios.