Economía

Directivo de Itaú podría ser próximo jefe
de Banco Central de Brasil

Ilan Goldfajn, actual economista en jefe de Itaú Unibanco, podría ser elegido como el nuevo jefe del Banco Central de Brasil, aseguraron fuentes vinculadas al tema, que indicaron que éste podría reemplazar a Alexandre Tombini en el cargo en junio.
Reuters
16 mayo 2016 18:13 Última actualización 16 mayo 2016 20:41
itau

Henrique Meirelles (centro) podría designar a Ilan Goldfajn (izquierda) como nuevo jefe del Banco Central de Brasil. (Bloomberg)

El ministro de Hacienda de Brasil, Henrique Meirelles, probablemente elija al economista jefe del Itaú Unibanco, Ilan Goldfajn, como jefe del Banco Central en un intento por recuperar la confianza de los inversores, dijo un funcionario familiarizado con las discusiones.

Meirelles, ex presidente del Banco Central, retrasó el anuncio de su equipo económico hasta el martes para darle a los designados el tiempo suficiente para dejar sus empleos en el sector privado, aseguró el funcionario que pidió el anonimato.

Bajo el liderazgo de Alexandre Tombini, el organismo emisor no ha cumplido reiteradamente con sus objetivos anuales de inflación, dañando las credenciales del banco en su lucha contra el alza de los precios y alimentando la especulación de una interferencia política.

La oficina de prensa de Meirelles declinó realizar comentarios sobre si Goldfajn era el elegido para tomar las riendas del Banco Central de Brasil. Éste podría reemplazar a Tombini antes de la próxima reunión de política monetaria del banco, a realizarse el 8 de junio.



El presidente interino de Brasil, Michel Temer, quien reemplazó a Dilma Rousseff la semana pasada luego de que la mandataria fuera suspendida por el Senado para enfrentar un juicio político por supuestamente violar leyes presupuestarias, designó a Meirelles para revivir la economía atraada en una de las peores recesiones de su historia.

El gobierno de Temer proyecta un déficit presupuestario primario para este año de más de 120 mil millones de reales (34 mil 270 millones de dólares), muy por encima de los 97 mil millones de reales estimados por la anterior administración, dijeron tres funcionarios con conocimiento del tema.