Economía

Diabetes cuesta al país 363 mil mdp al año: Funsalud

La diabetes y los costos que trae esta enfermedad le han costado al país 363 mil millones de pesos, lo que equivale 2.5 del PIB en 2013, destacó José Campillo, presidente del centro de estudios especializados Funsalud.
Édgar Sigler
14 octubre 2015 23:30 Última actualización 15 octubre 2015 5:0
Funsalud. (El Financiero)

Antonio Meade, titular de la Sedesol, junto a directivos de Funsalud. (El Financiero)

Los costos por gastos médicos, muerte prematura o discapacidad relacionados con la diabetes le costaron al país 363 mil millones de pesos, equivalentes a 2.5 por ciento del PIB en 2013, dijo José Campillo, presidente del centro de estudios especializados Funsalud.

“Esto quiere decir que está creciendo más el costo de esta enfermedad que la economía. Es decir, está gravitando sobre la economía este padecimiento”, apuntó el directivo durante su exposición en el Foro Más y Mejor Salud: México 2030.

Los costos indirectos de la diabetes están estimados en 183,364 millones de pesos, que representaron el 1.14% del PIB de 2013, de los cuales, la pérdida económica por muerte prematura es la que tiene mayor peso, con el 72 por ciento del total.

ALTOS RIESGOS

Campillo señaló que cerca del 50 por ciento de los 9 a 10 millones de personas con diabetes diagnosticada y sin diagnosticar corren altos riesgos con la enfermedad, ya que su situación se puede agravar con una amputación o ceguera. “En promedio hubo 75 amputaciones diarias en 2014, es decir, media tonelada de carne humana tirada a la basura, dejando al enfermo incapacitado para su familia, trabajo o su negocio”.

Los costos asociados a la pérdida de facultades para desempeñar un trabajo o alguna actividad que genere ingresos de manera temporal o permanente, o bien desempeñarlo en un estado que no es de completa salud, representaron el 28 por ciento de las pérdidas indirectas.

La diabetes se ha convertido en una de las enfermedades más frecuentes en los centros de salud pública en México. Tuvo un crecimiento del 262 por ciento de 1990 a la fecha y es la que más incrementó su incidencia en el país en este periodo.

El mayor problema se debe a la tardanza en su detección y control pues un paciente con diabetes con un buen control y sin complicaciones cuesta al año entre mil y 8 mil pesos al año, frente a los 45 mil pesos de un paciente con VIH.

La tardanza en la detección propicia que cuando son diagnosticados el 46.9 por ciento de los pacientes también tiene hipertensión, el 47.6 por ciento presenta vista disminuida.