Economía

DF tendrá 40 mil cajones de estacionamiento
en tres años

En la Ciudad de México, el negocio de estacionamientos ha registrado un crecimiento anual de 33 por ciento desde 2009 y
en los próximos años la construcción de cajones demandará una inversión de entre 160 y 360 millones de pesos para los cerca de 40 mil nuevos espacios que se estima serán creados.
Angélica Hernández
04 diciembre 2014 23:22 Última actualización 05 diciembre 2014 5:5
estacionamiento

El negocio de estacionamientos ha crecido a 33 por ciento anual desde 2009 en la capital del país. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- En los próximos tres años, analistas del sector inmobiliario estiman que en la Ciudad de México se construirán 1.2 millones de metros cuadrados de oficinas, que detonarán en el nacimiento de al menos 40 mil nuevos cajones de estacionamiento, impulsados por la exigencia normativa que obliga a tener un espacio vehicular por cada 30 metros cuadrados, lo que amenaza con alimentar un negocio que paradójicamente no se ha estacionado, sino que sigue en crecimiento.

Desde 2009 a la fecha la tasa anual de crecimiento promedio de cajones en la ciudad de México es de 33 por ciento, considerando únicamente los grandes desarrollos de la ciudad, de acuerdo con el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo en México (ITDP, por sus siglas en inglés).

El 24 por ciento de los proyectos de nuevos cajones se encuentra dentro de la delegación Miguel Hidalgo, 12 por ciento en la Benito Juárez; 10 por ciento en Cuauhtémoc y Álvaro Obregón, respectivamente y 9 por ciento en Azcapotzalco, el 35 por ciento restante se reparte en las otras 11 delegaciones.

El ITDP estima que por cada nuevo cajón se requiere una inversión de entre 4 mil y 9 mil pesos. Lo anterior significaría que en los próximos años la construcción de cajones demandará una inversión de entre 160 y hasta 360 millones de pesos, para los cerca de 40 mil nuevos espacios que se estima se crearán.

“Esto lo que garantiza es la movilidad en auto a 40 mil ciudadanos que van a congestionar aún más a la capital, lo que generará una mayor densidad poblacional en ciertas colonias, donde ya hay saturación de espacios”, alertó Andrés Sañudo, coordinador en Políticas de Estacionamiento del ITDP.

El ejemplo más parecido al Distrito Federal es Sao Paulo, Brasil, en donde a diferencia de lo que ocurre en el centro del país, por cada estacionamiento de más que se construye se penaliza a los desarrolladores.

Mientras que en el caso de París, Francia, se permite un descuento de 100 por ciento del requerimiento mínimo de estacionamiento a las construcciones que se encuentren en un radio de 500 metros de una estación de transporte público masivo.

“En la experiencia internacional hay ciudades en las que ni siquiera está permitido entrar con automóviles a los centros de las mismas o si se permite es a través de una cuota bastante elevada. Esas son las acciones que inhiben el uso del auto y mientras en otros lados se están demoliendo los segundos pisos, aquí los siguen construyendo, lo que incurre en una sobredemanda de estacionamientos”, opinó Daniel Zamudio, analista del Poder del Consumidor.

El estudio “Menos cajones, más ciudad”, realizado por la embajada británica en México y el ITDP, considera que la regulación actual no fomenta una relación entre los cajones añadidos y la cobertura de transporte público masivo de la zona.

“La superficie dedicada a estacionamiento crece más rápido que cualquier otro uso del suelo, sin embargo el espacio público continúa colapsado por la gran cantidad de vehículos en busca del espacio con el menor precio posible”.

Andrés Sañudo explicó que para combatir y revertir esta tendencia es necesario eliminar el requerimiento de estacionamientos a las construcciones.

El reglamento dice que por cada 30 metros cuadrados de construcción de vivienda debe haber equivalente un cajón de estacionamiento.
“En el GDF hay bastante apertura a la discusión del tema y entrarle, una de ellas sería las modificaciones a la ley de estacionamientos y mejora al transporte público, la ampliación de Mexibús a 7 rutas más y Metrobús a 18 más con vista a 2025, eso como un primer esfuerzo muy importante”, dijo.

GDF REACCIONA

Ante esta situación, el Gobierno del Distrito Federal publicó en la Gaceta Oficial, del pasado 15 de octubre, la aprobación del Programa Integral de Movilidad (PIM) con el objetivo de desincentivar el uso del automóvil.

A través de este programa la Secretaría de Movilidad (Semovi) buscará regular la construcción de cajones de estacionamiento basado en seis ejes estratégicos, 27 metas y más de 200 acciones para mejorar el transporte público de la ciudad de México y la experiencia de viaje de los peatones.

En el documento se admite que existe una construcción desmedida de cajones de estacionamiento en zonas donde confluyen distintos sistemas de transporte, situación por la que los capitalinos optan por el auto.

“Todo viaje en automóvil comienza y termina en un cajón de estacionamiento, por lo que cualquier zona que tenga una amplia oferta de cajones gratuitos invitará a los visitantes a llegar en coche”, se indicó en el documento.

La Semovi acepta que la herramienta más poderosa para reducir los viajes en automóvil es la gestión integral del estacionamiento.

Haz clic para ampliar la imagen

El Distrito Federal, Estado de México, Jalisco, Nuevo León y Michoacán son las entidades que ostentan el mayor parque vehicular